Día: abril 24, 2015

LA TELEVISIÓN Y LOS PROGRAMAS MUSICALES.

Posted on Actualizado enn

canales

Somos como peleles que nos regimos por las modas y por la influencia que ejerce en nosotros el más poderoso de los medios de comunicación, que es la llamada Caja Tonta, cada vez más plana tanto en grosor como en contenidos. Nos bombardean en todos los canales con diversos programas de cocina en los que prima la presentación visual sobre el sabor y la elaboración de un plato. Nos acosan con recetas ridículas que llevan ingredientes insólitos que no conocíamos ni siquiera que pudieran ser comestibles y técnicas para enfriar y congelar dignas de laboratorios de reproducción asistida.

Con la Televisión digital se han incrementado el número de canales pero este aumento es inversamente proporcional a la calidad de los mismos. Estamos hartos de subastas, supervivientes, jefes de incógnito, cocineros de aquí y de allá. Y que decir de programas del corazón en el que se debate vehementemente sobre la vida de personajes carentes de interés.

Busco programas relacionados con la música. ¿Y que puedo encontrar?, programas en busca de talentos musicales, padres que cantan con sus hijos, niños que juegan a ser mayores o programas como La Voz, avalados por músicos de éxito como jurado, para dar mayor audiencia al espacio. No digo que este tipo de programa no esten bien, pero como todo en esta vida en exceso, perjudica a la salud de los televidentes y como prima la guerra de las audiencias por encima de la calidad, si en una cadena tenemos La Voz en otra tendremos otro programa similar y así se escribe la historia.

Lo cierto es que no existen prácticamente programas de televisión serios sobre música. Habría muchas posibilidades, hablar del pop español con sus grupos míticos, o programas temáticos por géneros por ejemplo: sobre country, jazz o folk, por poner un ejemplo. Pero evidentemente, ¿A quien le interesa esto?, pues a nadie a la gente hay que darla carnaza sin importar su calidad hay que vender por encima de todo.

Unicamente la televisión pública española, que en teoría no debe entrar en la guerra de audiencias y tiene la obligación de divulgar la cultura, ya que es la televisión de todos. Tiene en su programación algún espacio interesante dedicado a la música, como Cachitos de Hierro y Cromo programa documental presentado por Virginia Díaz con diferentes temática cada semana haciendo un repaso por la historia de la música más reciente.

Otra iniciativa muy acertada que ha tenido Televisión Española ha sido la emisión de el programa This is Opera, con el que se pretende acercar la opera a todos los públicos Presentado por el barítono Ramón Gener. Este género nos puede gustar más o menos pero es una buena forma de darlo a conocer de una forma amena y sencilla.

Por lo tanto tan solo la televisión pública nos ofrece algunos programas con interés por divulgar la música y por tanto la cultura. Parece que a las televisiones privadas no les interesa lo más mínimo la música. Hace poco publicábamos una entrada titulada, Vuelven los buenos tiempo para la música española. En ella hablábamos de nuevos lanzamientos de grupos míticos de la música española como Los Secretos, Loquillo o Revolver entre otros muchos. ¿Habéis visto en algún plató de televisión alguna de estas bandas presentando sus trabajos?. La respuesta es que no, pero a cambio vemos todos los santos días del año a Belén Esteban, Kikos variados, herederos de Pantoja entre otros muchos hablando de temas de gran interés.

Pero todos estos programas están ahí porque tienen audiencia. Por lo que el problema no es de las televisiones sino de nosotros mismos que damos audiencia a todos estos personajes y personajillos variopintos. Por contra son muy pocos los programas musicales que tenemos en televisión. Los que tenéis ya cierta edad recordareis que cuando hace ya años que tan sólo existían dos cadenas si había presencia de este tipo de programas en televisión. Y es que hoy en día que contamos con tantos canales… ¿ nos hemos parado a analizar la calidad de los mismos? Está claro que la fórmula a mayor cantidad no quiere decir mayor calidad, sino creo que lo contrario.