5 CANCIONES DE COWBOYS

Posted on Actualizado enn

cowboys

 Hace una hermosa y a la vez fresca mañana otoñal en lo que serán mis últimos días de estancia en El Rancho de Eduardo, después del desayuno decidimos pasear por los alrededores del rancho, hoy quiero preguntar a Eduardo por la música de los auténticos cowboys  como el, de aquellos vaqueros que recorrían con su ganado las amplias praderas del oeste americano, de las historias cantadas sobre esta temática en el denominado estilo western music.

 Cinco canciones de cowboys para disfrutar de los espacios abiertos

La propia naturaleza del country, un estilo de música eminentemente rural, hizo que gozara de gran popularidad en las tierras del salvaje e inhóspito Oeste. Esta vertiente del country se llamó western music. Aquí tenéis cinco de sus canciones más emblemáticas.

  1. Si hubiera que elegir un tema que encarnara el mundo de los rodeos, ese sería Amarillo by morning. La canción fue compuesta en 1973, pero no sería hasta la versión de George Strait en su disco Strait from the Heart, diez años más tarde, que la crítica y el público cayeran a sus pies. La letra hace referencia a la ciudad de Amarillo (Texas), donde el narrador está deseando llegar para participar en un rodeo.
  1. Mediado el siglo XX, Stan Jones compuso Ghost Riders in the Sky, sobre un cowboy que tiene una extraña visión. Un grupo de cowboys fantasmales persiguen un ganado de vacas eternamente por el cielo y avisan al protagonista de que, si no cambia de actitud, a él también le espera el mismo destino. En realidad, el tema es una interpretación de un pasaje de la mitología nórdica, el de la Caza Salvaje. Según Robby Krieger, de The Doors, fue su inspiración para la mítica Riders on the Storm. La canción ha tenido multitud de versiones; entre todas ellas, me quedo con la que hizo Johnny Cash en 1979 para su álbum Silver.

3. Uno de los nombres que primero se nos vienen a la mente cuando pensamos en canciones de cowboys es Marty Robbins. Os propongo dos canciones de este maestro del género: la primera, Big Iron, pertenece a su icónico álbum Gunfighter Ballads and Trail Songs (1959). Es la historia de un duelo crepuscular entre un cowboy y un Texas Ranger, en el que éste termina matando al cowboy gracias a la rapidez de su mano y su arma. Es asombroso cómo Marty Robbins consigue recrear el ambiente típico del Oeste, hasta el punto de que se diría que estamos viendo todo un western desde el sofá del salón.

  1. La segunda canción en la voz de Marty Robbins, The Streets of Laredo –también conocida como Cowboy’s Lament–, es una balada cuyo origen se sitúa en la tradición folk americana, o provenir tal vez de una canción folk británica, The Unfortunate Rake. De aire elegíaco, la historia, que se desarrolla en Laredo (Texas), nos muestra a un cowboy moribundo que reconstruye su pasado.
  1. A principios de los años 30, Bob Nolan, trabajando como caddie en Los Ángeles, compuso Tumbling Tumbleweeds. El autor no recibió todos los derechos que le correspondían en virtud de las ventas de la canción, ya que la discográfica amañaba las cifras. El título hace referencia a unas plantas típicas del desierto con forma de bola, que, a merced del viento, van desplazándose por el desierto. Su letra plantea, pues, una analogía entre ese tipo de plantas, siempre a la deriva, y la vida de los cowboys. “Las preocupaciones del pasado quedarán atrás pero yo encontraré el camino yendo a la deriva como las plantas del desierto”. Una de las versiones más conocidas es la que hizo Gene Autry en 1935.

Autor: Eduardo De Frutos

River of country

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s