4 comentarios sobre “DISCOPLAY MÚSICA POR CATÁLOGO

    Salva escribió:
    febrero 10, 2017 en 2:47 pm

    Los que tenemos cierta edad, hemos disfrutado de la música de otra manera. El echo de ir a la tienda a buscar esa canción que habíamos escuchado en la radio, o ese disco cuya crítica en una revista era los suficientemente explícita para hacernos con él.
    Hoy las cosas han cambiado mucho. Alex, del blog Rocktelegram lo definía a la perfección hace pocos días en su blog: “la poca paciencia por parte de los consumidores de píldoras musicales de acción inmediata”
    Ya nada será como antes.
    El boletín informativo discoplay (BID) estoy seguro de que fue una de las publicaciones de mayor tirada en su época. La sección de ofertas era una mina, y encima con las mini caratulas te podía hacer las portadas para las cintas piratas.

    Un saludo

    Augusto escribió:
    febrero 11, 2017 en 7:33 pm

    Hermosa y nostálgica entrada… Como tú recuerdo perfectamente la emoción con la que esperaba la llegada del resguardo de Correos. Luego me reservaba el sábado por la mañana para ir a buscar el paquete y, a la que salía de la oficina postal, me metía en el bar más cercano para abrirlo inmediatamente mientras me tomaba cualquier cosa… Como te decía, pura nostalgia… ¡Un saludo afectuoso!

    Juan Antonio escribió:
    junio 16, 2017 en 6:03 am

    Yo soy también un nostálgico, qué le vamos a hacer! Desde la aparición del BID, del Boletín Informativo DISCOPLAY, me convertí en suscriptor acérrimo y en coleccionista de auténticas joyitas musicales, como la magnífica colección GALLERIA, de la Deutsche Grammophone. Disco a disco, de vinilo, por supuesto!, fue atesorando en mi casa esta estupenda colección de clásica, llegando a casi los 100 ejemplares. Y ahí está, en mi discoteca particular, siempre a la espera de que pinche este o aquél concierto… Un lujo! Echo de menos el BID, porque aquello era “pura ilusión”. Y más donde yo vivo, en Baleares, donde el Correo llega cuando quiere o puede, pero que siempre llega… Me quedé huérfano, lo reconozco, con la desaparición del BID. Una pena muy grande me quedó!… Y sigo huérfano, por desgracia…

    EL GRAMÓFONO respondido:
    junio 16, 2017 en 7:31 am

    Yo también me hice con muchos discos de clásica a través de BID, ya que para mi resultaba muy dificil adquirir música de este genero. La verdad es que era un gran escaparate musical para aquellos que no teníamos oportunidad de adquirir discos en establecimientos especializados. Gracias por tu comentario y un saludo Juan Antonio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s