ALGUNOS DESCUBRIMIENTOS MUSICALES PARA EL NUEVO AÑO

Posted on Actualizado enn

fondo-fuegos-artificiales-ano-nuevo-2020_52683-29350

Acaba otro año con el mismo ritual de siempre; balance,  proyectos de buenos propósitos, resúmenes de lo mejor y peor del año, uvas, cava, excesos, competición de aburridos programas televisivos. En definitiva un año más, nos hacemos la misma reflexión como decía Jorge Manrique; Como se pasa la vida, como se viene la muerte tan callando, cómo a nuestro parecer cualquier tiempo pasado fue mejor. Y es que el tiempo pasado es tiempo vivido con imágenes, recuerdos y el futuro es incertidumbre lo que está por venir lo que pasará.

 

En fin, hoy no quiero hacer una entrada nostálgica hablando de pasado y futuro me seguiré centrando en el presente, que es lo que realmente importa, porque hoy 31 de diciembre es un día como mañana o pasado, una fecha del calendario Gregoriano que indica el último día del año que da paso al 1 de enero a una nueva etapa, un nuevo ciclo, anteriormente los romanos en su calendario establecían el nuevo año el primer día de marzo. Entre hoy y mañana no habrá un cambio sustancial en el mundo, continuará el frío invierno, seguiremos con nuestros problemas, anhelos y sueños.

 

Hoy simplemente para terminar el año quiero compartir un par de descubrimientos musicales que me han llamado la atención. El primero de ellos es un músico llamado Gregory Alan Isakov un cantante nacido en Sudáfrica y afincado en Estados Unidos. Me ha llamado la atención este artista por su serenidad. Una música impregnada por el sonido folk entremezclado con modernos ecos del Indie. Sus canciones suelen ser baladas lentas acompañadas por cuerdas y a veces por el suave sonido del piano con una voz envolvente con marcados toques nostálgicos. Una música muy recomendable para huir de los excesos musicales y televisivos de las próximas horas.

 

If I go I’m goin

 

 

 

   Siguiendo en la misma línea de sonidos envolventes que evocan sensaciones, como la suavidad de la brisa del mar, la magia del ocaso en una tarde de verano, la paz que se respira en lo alto de una montaña nos lo trae la música de Andrew Belle, en este caso sus canciones no tienen tantas reminiscencias folk como el caso de Gregory Alan Isakov. Belle hace uso de más instrumentación con un sonido que nos atrapa en una atmósfera de paz y sosiego.

 

Pieces

   

 

  Estos son mis pequeños descubrimientos, he de reconocer que estos dos cantantes son muy televisivos, es decir, sirven como sintonía o fondo a algunas series televisivas americanas de conocidas plataformas. Es otra forma de descubrir nuevas músicas., con ellas quiero desearos un feliz y venturoso años 2020 y que la música siga formando parte de vuestras vidas y si esta es buena mucho mejor.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s