ESTE EXTRAÑO JUNIO

Posted on Actualizado enn

ALPACA

El sol brilla con todo su esplendor desde horas tempranas en este anómalo mes de junio. La vida intenta iniciar la marcha nuevamente tras estos meses de parón. Pero debemos ser cautos y comenzar esta resurrección de manera paulatina y sosegada sin forzar demasiado, pensando en que podemos retroceder a los días negros de encierro.

Salgo a caminar con un elemento que se ha convertido en un accesorio imprescindible, la maldita mascarilla. La mañana conserva, como siempre, su aroma, color y frescura como cualquier otro junio. Los campos comienzan a dorarse, es época de siega, aromas a hierba recién cortada, paisajes de campos entre alpacas, sonido bullicioso del canto de pájaros. La naturaleza y sus moradores continúan su ciclo ajenos a pandemias y a crisis socioeconómicas.

Cuanto más me alejo del núcleo urbano más siento la compañía de la apacible soledad que me ofrece la naturaleza, esa sensación que buscamos de vez en cuando, que no queremos que se convierta en un estado continuo, sino en un refugio temporal y voluntario donde encontrar la serenidad en tiempos difíciles.

Desde esta perspectiva se ve un largo camino de tierra solitario, pero hermoso, bordeado por las flores amarillas de las genista que contrastan con el morado del cantueso. Viene a mi memoria una bonita canción llamada “Soledad” aunque en este caso hace referencia al nombre de una mujer, del cantante cordobés, Emilio José, que por cierto, era primo del desaparecido recientemente Julio Anguita. Esta canción fue la ganadora del festival de Benidorm en 1973

El sol comienza a calentar más, hoy será un día caluroso, preludio de este incierto verano que posiblemente no tendrá el color de los precedentes; viajes, chiringuitos, terrazas, playas… Cambiaremos, seguramente, la forma de pasar el verano, pero no renunciaremos a los días luminosos, las largas tardes, las noches estrelladas y todo los que nos ofrece esta época estival. “El verano y vivir es fácil” decía una de las estrofas de esta composición de Gershwin “Sumertime” Dejamos esta versión en la maravillosa voz de Norah Jones.

.

Mientras camino reflexiono sobre la vulnerabilidad de la condición humana y como en poco tiempo los acontecimientos pueden sufrir un giro inesperado y dar con todos nuestros planes al traste. Miro a mí alrededor y contemplo la sencillez de la naturaleza, las plantas florecen, según los dictados de la climatología, los árboles dan sus frutos, los animales cumplen las etapas de su ciclo vital, con la única preocupación de su supervivencia, el arroyo está casi seco, pero en el otoño con las primeras lluvias volverá el agua a correr. Nosotros tratamos de alterar esta sencillez, aunque estamos aquí de paso, pretendemos cambiar el comportamiento del medio natural, tratando de acortar o alargar sus ciclos, intentando acelerar la productividad de los cultivos mediante procesos químicos. En definitiva menospreciando este medio sin ser conscientes que de su protección y cuidado depende nuestro futuro y que quizás lo que hoy estamos viviendo, puede tener relación directa con nuestra irresponsabilidad para la conservación del medio natural

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s