HARTO DE SHOWS TELEVISIVOS PREFIERO MI MÚSICA.

Posted on Actualizado enn

Es de noche, estoy frente al televisor, recorro los cientos de canales en orden ascendente y descendente sin encontrar nada interesante.  Los programas de siempre, reputados cocineros convertidos en estrellas televisivas o músicos y cantantes haciendo de jurado en busca de talentos musicales. Debido a la gran audiencia de estos espacios tratan de exprimirlos al máximo, creándose versiones celebrity,  en los que los participantes son famosos, o pretenden serlo, o incluso en versión infantil, en el que los concursantes son niños. Estos profesionales que ejercen de jurado han cambiado su verdadero oficio por el de participar en este medio con audiencia y notoriedad asegurada, además de pingues beneficios económicos.

Observo con asombro un nuevo programa en el que un cantante se disfraza de una manera esperpéntica y los concursantes tienen que adivinar de quien se trata. Todos estos espacios son formatos internacionales que triunfan en todo el mundo, fruto de la globalización también en los medios pero que a mi cada día me aburren más.

Desde este blog siempre hemos reivindicado más programas musicales, en los que podían participar esos mismos  músicos hoy convertidos en cazatalentos, mostrando sus auténticas virtudes  y dejar atrás  esa vis cómica y  teatral que no nos interesa tanto.

Desde aquí reivindico a los productores televisivos o a quien corresponda un poco de imaginación en los formatos. Estamos un poco cansados de late night, talent shows, show cooking, reality show y demás shows.

Ante este panorama  apago el televisor  e intento buscar refugio en la música, aquí sí puedo elegir entre múltiples opciones; clásica, rock, pop, country, indie y un largo etcétera de estilos. Al igual que en la televisión el mundo de la música también se rige por las modas y las audiencias, existiendo mucha música comercial, que suele ser las más escuchada, pero si te apartas un poco de los éxitos más comerciales, puedes encontrar verdaderas joyas. Y es que hoy se sigue haciendo muy buena música, he de reconocer que yo era de los típicos que hacía referencia, por mi edad ya provecta, a aquel dicho generacional de “que ya no se hace buena música, para buena la de antes” pero creo que no es así, tanto antes como ahora se sigue haciendo buena música.

Debemos abrir nuestra mente y no quedarnos anclados en el pasado, sin olvidarnos de él por supuesto, porque este forma parte de nuestra vida y de nuestro patrimonio personal, pero no vivir exclusivamente anclado en él, sino mirando hacia delante. En este caso quiero combinar música actual del presente con canciones con aroma a nostalgia.

Comienzo con una joven cantante country, procedente de la “ciudad de la música” Nashville llamada Lillie Mae con una voz muy peculiar a la vez que original con sonidos que cautivan mis sentidos.

Lillie Mae Forever and Then Some

Continúo con música actual, no demasiado conocida, pero no por ello con gran valor, por lo menos para mí. Sigo con sonidos americanos, esta vez más intimistas con fuertes tintes folk. Nathaniel Rateliff es un músico de Denver, ha grabado varios discos tanto en solitario como con la banda Nathaniel Rateliff & the Night Sweats.

Nathaniel Rateliff And It’s Still Alright

La música a esta hora de la noche serena mi cuerpo y mente y quizás también mi vista,siempre fija en la pantalla del televisor mirando sin ver nada. Continúo con mi selección y ahora sí, recurro al pasado con el gran Keb Mo con una gran canción de su álbum homónimo grabado en 1994  con el tema City Boy.

Keb Mo City Boy

Ahora quiero escuchar algo de música española, encuentro una canción de un grupo que descubrí, no hace mucho tiempo. Club del Rio y el título de la canción viene muy bien en los tiempos que corren. Se llama abrázame, algo que añoramos mucho en estos días, que huimos del contacto, echamos de menos los abrazos y besos, el contacto, la caricia, la palmada en la espalda, en definitiva ese contacto estrecho tan arraigado en nuestra cultura y que espero que una vez que pase todo esto, que estoy convencido que será más pronto que tarde, volvamos a recuperar esa costumbre, tocarnos, sentirnos a volver a vivir.

Club del Rio Abrázame

La paz que sentía con la música se ve interrumpida cuando alguien conecta de nuevo el mando del televisor. Apago la música vuelven las imágenes de un trio de cocineros interpretando sus respectivos papeles,  mientras un grupo de famosos y famosillos intentan cocinar entre llantos y risas como si de una obra de teatro se tratase. Mañana volveré a recuperar mis momentos musicales aunque sea por un rato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s