CURIOSIDADES

LAS 10 MEJORES INTERPRETACIONES VOCALES DE LA HISTORIA DEL ROCK SEGÚN LA REVISTA ROLLING STONE

Posted on Actualizado enn

stoneOs dejamos un nuevo ranking de la Revista Rolling Stone, en este caso con las 10 mejores interpretaciones vocales de la historia del rock, según los votos de sus lectores.

QUEEN BOHEMIAN RAPSODY

Sólo Freddie Mercury fue capaz de cocinar una canción tan fantásticamente compleja y extraña. Le dio forma durante varios años y la banda pasó semanas grabándola. Se rompieron todas las limitaciones tecnológicas de la época y el resultado es una pieza de seis minutos que desafió a los escépticos y se convirtió en un éxito enorme. Aunque el batería, Roger Taylor, llega a muchas de las notas altas de la canción es en realidad es Freddie quien lleva la voz. Es el máximo escaparate por su gran rango vocal y mayor logro de la banda.

PINK FLOID THE GREAT GIG IN THE SKY

Pink Floyd había estado tocando The great gig in the sky durante mucho tiempo, antes de que finalmente trajeran a una vocalista femenina para cantar sobre lo que originalmente estaba concebido como una canción instrumental. Con sólo tres tomas, Torry, cantó sobre la obra de piano de Richard Wright, fingiendo que su voz era un instrumento. El grupo estaba encantado con los resultados, a pesar de que Torry no estaba tan segura de que hubiera hecho un buen trabajo. En 2004, demandó a la banda, alegando que ella debería tener un crédito como coescritora en la canción. La demanda se resolvió a su favor

THE BEATLES TWIST AND SHOUT

La voz de John Lennon se jodió prácticamente la noche que grabaron Twist and shout. Tenía un fuerte resfriado y el productor George Martin sabía que no tenía mucho tiempo para grabarla. Lennon hizo gárgaras con leche y tomó una pastilla para la tos antes de entrar en la cabina y lo dio todo en el clásico de los Isley Brothers. “La canción casi me mata”, dijo Lennon. “Mi voz no fue la misma hasta mucho tiempo después”.

THE WHO LOVE REIGN O’ER ME

Cuando los Who comenzaron, Roger Daltrey no era un cantante muy confiado. La banda incluso lo despidió durante un par de semanas en los primeros días. Fue en la época de Tommy cuando se transformó en uno de los cantantes más poderosos del rock. Su mejor trabajo fue en 1973 con Love reign o’er me, el número final en la opera rock Quadrophenia. En ese momento de la historia, nuestro héroe Jimmy está de pie en una roca en medio de un mar durante una tormenta meando. Está irremediablemente solo y Daltrey transmite toda esa emoción intensa con su voz, para concluir con un grito altísimo que rivaliza con su propio grito en Will not get fooled again.

TINA TURNER RIVER DEEP MOUNTAIN HIGH

Phil Spector hizo que Tina Turner cantara River deep, mountain high durante horas y horas hasta que llegó a la perfección. “Debo haberla cantado 500.000 veces”, dijo ella. “Estaba empapada de sudor. Tuve que quitarme la camisa y ponerme allí en sujerador”. El trabajo dio sus frutos. Y el tema es sin duda el más fino cantado por Tina y producido por Spector, aunque en ese momento fue una decepción comercialmente.

LED ZEPPELIN STAIRWAY TO HEAVEN

Una de las razones por la que Stairway to heaven ha cautivado a millones de oyentes es por cómo crece, poco a poco, durante ocho minutos. Durante ese tiempo, la voz de Robert Plant se va elevando junto a la canción. De un susurro a un grito a pleno pulmón. Plant no es un gran fan de la canción y sólo la ha cantado un puñado de veces desde que Zeppelin se separaron en 1980. Uno de ellos fue el concierto de reencuentro de 2007, donde demostró que aún puede con ella, sin incidentes.

THE ROLLING STONE GIMME SHELTER

Mick Jagger merece todos los halagos por su interpretación en Gimme shelter, pero, sin lugar a dudas, es la cantante de los coros Merry Clayton la que se apropia del espectáculo. Como vocalista, Clayton ha cantado con todo el mundo: de Bobby Darin a Neil Young y Tori Amos. Incluso es ella la que se oye de fondo enSweet home Alabama. Sin embargo, su mejor momento es en Gimme shelter

DEEP PURPLE CHILD IN TIME

Las radios de rock clásico han reducido su catálogo de Deep Purple a Smoke on the water y Hush, pero por supuesto que tienen mucho más. Uno de sus momentos más sobresalientes de los setenta es Child in time,una pieza épica de 10 minutos que muestra el fabuloso rango vocal vocalista Ian Gillan. La banda ha desatendido este tema en los últimos años, probablemente debido a que quizá con 67 años de edad, el cantante no puede hacerla tal y como la recordamos. Es impresionante hasta donde llegó su voz

NIRVANA WHERE DID YOU SLEEP LAST

La canción popular tradicional In the pines (más conocida como Where did you sleep last night), ha sido interpretada por numerosos artistas durante los últimos 70 años, pero Nirvana nos dejó una de las versiones más grandes de todos los tiempos durante su concierto MTV Unplugged, en noviembre de 1993. La canción ya formaba parte de su repertorio, pero aquí, despojada de electricidad y con la suma del violonchelista Lori Goldston, se convierte en algo mayor. Cobain consiguió aquí una de las mejores interpretaciones vocales de su carrera, donde se puede sentir la agonía en su voz quebrada mientras canta sobre una mujer infiel. Se suicidó sólo cinco meses después

JOE COCKER WITH A LITTLE HELP FROM MY FRIENDS

Joe Cocker cantó por vez primera esta canción de los Beatles en su disco debut de 1969, que contó con Jimmy Page en la guitarra. Pero la mayoría de la gente recuerda esta versión de ocho minutos que cerró su presentación en Woodstock ese mismo año. Innumerables artistas han hecho versiones de los Beatles, pero pocos tan bien como Cocker. Poco queda en este tema de la original, salvo la letra, donde el cantante derramó hasta la última gota de sí mismo en la voz, transformando la pista en un blues asombroso. Otro dato: su banda reconoció haber tomado LSD antes de la actuación en Woodstock. Cocker afirmó más tarde que él no lo hizo (al ver el video es fácil pensar lo contrario). La canción llegó a más público todavía cuando se convirtió en sintonía de la serie de los ochenta Aquellos maravillosos años

Anuncios

LOS HONKY TONK Y LOS JUKE JOINT

Posted on Actualizado enn

HONKYJUKE

En el sur de Estados Unidos surgieron un tipo de locales que fueron importantes para la música americana , me refiero a los Honky Tonk, nombre que adopotó un subgénero del country. En estos locales se servían bebidas y se escuchaba música utilizando como instrumento principal de acompañamiento el piano, de hay viene el término  Tonk que hacía referencia a una marca de piano. Decir que este tipo de establecimiento en sus orígenes era tan sólo para gente blanca, a diferencia de otro tipo de bar llamado Juke Joint , también originarios del sur de Estados Unidos pero a diferencia de los Honky Tonk estos eran mayoritariamente para la comunidad afroamericana, osea para gente de color.

Los Juke Joint solian encontrarse en cruces de carretera y estaban  hechos de madera. Se servían bebidas, muchas veces hechas de forma artesanal y se escuchaba música Blues de músicos itinerantes. Los Juke Joint han tenido una gran influencia para este género.

En definitiva estos dos tipos de locales tanto los Honky Tonk establecimientos exclusivos para blancos e importantes para el Género Country y los Juke Joint exclusivo de negros y de música blues , han jugado un papel importante para la evolución de estos dos géneros.

GRANDES MÚSICOS QUE MURIERON A LOS 27 AÑOS

Posted on Actualizado enn

hendrix

Es curioso y sin ánimo de hacer una entrada morbosa, el gran número de grandes músicos que murieron a la edad de 27 años, aunque quizas la coincidencia y el fallecimiento prematuro de muchos de ellos, se debe en la mayoría de los casos al abuso de consumo de alcohol y drogas o a los efectos colaterales de dicho consumo.

Se ha hablado mucho de este tema e incluso se ha publicado sobre ello en lo que se denomina “El Club de los 27”.

A continuación detallamos una lista de músicos que fallecieron a esta edad:

 – Brian Jones: Guitarrista de la Banda Rolling Stone, murió ahogado en una piscina

 – Janis Joplin: Famosa cantante de blues y rock, murió por sobredosis de heroina

 – Jimi Hendrix: Considerado como el mejor guitarrista de la historia murió por sobredosis de somníferos

Jim Morrison: Vocalista de la banda The Doors murió por insuficiencia cardiaca, aunque no está del todo claro la causa

– Kurt Cobain; cantante y guitarrista de Nirvana, se suicidó.

A esta lista de músicos conocidos, relativamente recientes se ha agregado otra con músicos más antiguos que tambien murieron a la edad de 27 años:

– Robert Johnson: Se le considera como el abuelo del Rock, nación en 1911 y tan sólo grabó 29 canciones, las causas de su muerte, aún hoy no están claras.

– Bob Gordon: saxofonista de jazz, murió a causa de un accidente de tráfico

– Cheito González : cantante estadounidense, murió a causa de una sobredosis

– Amy Whinehouse: caso reciente de esta conocida cantante fallecida a los 27 años probablemente por intoxicación etílica

– David Michael Alexandre: miembro del grupo de Stooges, causa de la muerte desconocida.

 

A esta lista podríamos seguir incluyendo más músicos, aunque menos conocidos que también murieron a esta edad.

Los músicos más destacados de esta lista han pasado a la historia como leyenda de la música, aunque tuvieron una corta carrera han dejado para la posteridad su música, uno de los ejemplos claros es Jimi Hendrix a pesar de su desaparición prematura, es reconocido hoy como el mejor guitarrista de todos los tiempos.

 

 

 

MY SWEET LORD, EL PLAGIO DE GEORGE HARRISON

Posted on Actualizado enn

Todos conocemos la famosa canción de George Harrison “My sweet lord”, escrita en alabanza al Dios hindú Krishna, fue el primer sencillo perteneciente al disco “All thing must pass”. La canción logró un gran éxito en las principales listas de Estados Unidos e Inglaterra, incluso la revista Rolling Stone la ha puesto en el ranking de las mejores 500 canciones de todos los tiempos.

Pero lo que no sabe mucha gente es que esta canción fué demandada por plagio musical por la compañia Bright Tunes ,ya que según esta la melodia de la canción My Sweet Lord, era muy similar a la canción, He’s so fine, compuesta por Ronald Mack y lanzada en 1962 por el grupo The Chiffons, dicho grupo logró alcanzar los primeros puestos en las listas de éxitos de Estados Unidos con este tema.

Finalmente Geroge Harrison fué multado por plagio de la canción He’s so fine que hiciera popular la banda estadounidense formada solo por chicas The Chiffons, aunque la sentencia de este pleito dió finalmente la razón a la compañia demandante y multó a Harrison, en la misma se decia que fue un plagio inconsciente por parte de este, es decir que George Harrison no lo hizo premeditadamente sino inconscientemente.

La verdad es que si escuchamos la cancion He’s so fine de The Chiffons y My Sweet Lord, la melodía es idéntica aunque con diferenes ritmos, por lo tanto no estoy seguro de que Harrison lo hiciera tan inconscientemente como se decía en dicha sentencia, juzguen ustedes mismos.

http://www.youtube.com/watch?v=kfxx3scAKS8
http://www.youtube.com/watch?v=1gRWpZGUHBM

LAS 10 MEJORES PORTADAS DE DISCOS DE LA HISTORIA

Posted on Actualizado enn

Os dejamos otro ranking de la revista Rolling Stone, por votación entre sus lectores de las 10 mejores portadas de discos de la historia:

lonley

pink2

nevermind

abbey

clash

stones

revolver

run

pink

velvet

MUERTES EXTRAÑAS DEL ROCK

Posted on Actualizado enn

Os dejamos este curioso ranking publicado por la revista Rolling Stone en el 2012 de muertes extrañas de figuras importantes de la música:

Elliott Smith.  El cantautor sensible por excelencia de Portland parecía anticipar en su obra que su destino iba a ser trágico. Envuelto en un período autodestructivo, en 2003 fue encontrado muerto a puñaladas en su departamento. Si bien su novia reconoció que hubo una discusión, y que luego ella se encerró en el baño para ignorarlo hasta que escuchó sus gritos, la autopsia no encontró determinantes suficientes para catalogar su muerte como suicidio.

Darrell “Dimebag” Abbott.  Santo patrono del thrash metal, Abbott es, junto con Phil Anselmo, el elemento clave que hizo a Pantera lo demoledor que supo ser. Una vez separada la banda, Dimebag probó suerte con un nuevo proyecto, Damageplan. En un show de su grupo, Darrell recibió tres disparos en la cabeza por parte de un espectador que había entrado al recinto con una 9mm. Tras una balacera en la que mató e hirió a varios espectadores más, el agresor finalmente fue derribado por la policía.

Cliff Burton.  Cuando Metallica inició su tour europeo en 1986, se la pasó quejándose de lo incómodas que eran las literas destinadas a que pudieran dormir. Una noche en Suecia, la banda jugó a las cartas para decidir quién se quedaba con el catre de Kirk Hammett, que aseguraban era el más cómodo. Burton ganó la partida, y por estar en ese lugar, no logró sobrevivir. El micro mordió la banquina, el bajista salió arrojado por una de sus ventanas, y el ómnibus cayó encima de él. La banda intentó levantar el vehículo con una prensa hidráulica, pero el peso del transporte fue mayor al que podía soportar, y Burton falleció aplastado.

Buddy Holly.  Pionero del rock e inspiración constante de varias generaciones (de los Beatles a Weezer, por simplificarlo), Holly tenía un potencial increíble en sus manos. Carecía del appeal físico de Elvis Presley, pero tenía un repertorio más que efectivo, una facilidad envidiable por las melodías y una sensibilidad a flor de piel. En el pico de su carrera, tenía agendadas varias fechas en festivales a lo largo y ancho de Estados Unidos. Para llegar a tiempo a un show después de tocar en Iowa, Holly, de 22 años, alquiló un avión en el que se subió junto con algunos de los integrantes de su banda y Ritchie Valens, el autor de “La Bamba”. A poco de despegar, la avioneta se estrelló en Minnesota, y ninguno de los que viajaban en ella sobrevivió.

Randy Rhoads.  Niño prodigio del metal y el hard rock, Rhoads ya había grabado dos discos con Quiet Riot (banda que había fundado a los 16) cuando fue convocado en 1980 para unirse a la banda de Ozzy Osbourne, que comenzaba su trayecto en solitario. De la mano de Randy, Ozzy grabó dos álbumes vitoreados tanto por la prensa y el público, Blizzard of Ozz y Diary of a Madman.  En una parada de un tour, Rhoads se subió a una avioneta piloteada por el chofer del micro. Tras sacar unas fotos aéreas, le sugirió al piloto a que hiciera un vuelo rasante por encima del ómnibus donde dormía el resto de la banda, para asustarlos. Un error de cálculo hizo que la avioneta chocase contra el bus, perdiese el control y explotase tras impactar contra el garage de una mansión cercana. Rhoads tenía 25 años.

Marc Bolan.  En una corta pero deslumbrante carrera, Bolan pasó por la cultura mod (John’s Children), el folk rock psicodélico (Tyrannosaurus Rex), para luego dar el puntapié inicial del glam con T-Rex. Después de que su fama decayera (y su peso aumentara), Bolan logró resurgir como artista a fines de los ’70 aliándose con figuras incipientes del punk. Una noche de 1977, después de una jornada de copas, Bolan le dio las llaves de su Mini Cooper a su novia, Gloria Jones. Por un inexplicable problema de presión en los neumáticos, el automóvil perdió el control y, en vez de seguir camino por un puente, terminó chocando de frente contra un arce, accidente que mató a Bolan instantáneamente.

Marvin Gaye.  Dueño de un registro vocal de tres octavas, Gaye fue catalogado como el Príncipe del Soul a mediados de los ’60, y obtuvo el reconocimiento mundial en 1973 gracias al disco Let’s Get It On. Después de luchar con una severa adicción a la cocaína que lo llevó al borde del suicidio por problemas financieros, Gaye logró recomponerse artísticamente en 1982. Para la navidad del año siguiente, decidió regalarle a su padre un revólver calibre 38, para la seguridad del hogar. El primero de abril de 1984, Marvin intercedió en una disputa familiar acalorada entre sus padres por unos documentos financieros  y, en un rapto de furia, fue su propio progenitor quien le inculcó dos disparos que hicieron que muriese antes de llegar al hospital. Gaye falleció el día anterior a su cumpleaños número 45.

Jeff Buckley.  Hijo de Tim Buckley (que murió de una sobredosis accidental de heroína tras meses de abstinencia), Jeff supo hacerse una carrera con peso propio gracias a su álbum debut, Grace. Después de un tour mundial, Buckley tenía agendado grabar su segundo disco  junto a su banda en Memphis. El mismo día que sus músicos llegaron a la ciudad, mientras viajaba por una autopista junto a Kith Foti, su asistente, en una camioneta, hizo detener el vehículo para meterse vestido y calzado a nadar a un afluente del Mississippi. De un momento, Foti lo perdió de vista, y nada se supo de él hasta dos días después, cuando su cuerpo fue encontrado cerca de la otra orilla. Sin rastros de alcohol o drogas en su cuerpo, la autopsia concluyó que su muerte fue un ahogo accidental por falta de pericia.

Steve Marriott.  Dueño de una voz potente que contrastaba con su diminuta figura, Marriott no sólo definió la escena mod inglesa en los ’60 al frente de Small Faces, sino que además supo darse el gusto de pasearse por el rock de estadios con Humble Pie una década después.  En la madrugada del 20 de abril de 1991, Marriott volvió solo a su casa (una mansión del siglo 16 en el medio de la campiña) tras discutir con su mujer en una cena con amigos. Obnubilado por una mezcla de alcohol, cocaína y calmantes, se acostó a dormir con un cigarrillo prendido, lo que hizo que la casa entera se incendiase. La mezcla de estupefacientes junto con los efectos tóxicos del humo lo hicieron desorientarse y nunca logró salir de la habitación.

Keith Moon.  Dueño de un modo de vida eufórico que excedía su manera de tocar a su comportamiento cívico, Moonie lidió a lo largo de su vida con una dependencia a la bebida que le causó más de un problema, al punto de atropellar y matar a su guardaespaldas en 1970, o de desmayarse en el escenario en 1973 después de mezclar brandy con tranquilizante para caballos. Dispuesto a dejar de lado su adicción, Moon pasó una temporada en una clínica privada, para luego continuar con un tratamiento ambulatorio. Después de una cena con Paul y Linda McCartney, Keith se volvió al departamento que le prestaba Harry Nilsson (y donde había muerto Mama Cass Elliott cuatro años antes) y, en un acto de desesperación, comenzó a ingerir compulsivamente clometiazol, el medicamento que le habían recetado para luchar con la abstinencia. Como esas pastillas generan una alta dependencia (y por eso no se recomienda automedicarse con ellas), el baterista de The Who falleció de sobredosis accidental el 7 de 1978 tras ingerir 32 píldoras.