OPINIÓN

PRIMAVERA APAGADA

Posted on Actualizado enn

black and white summer landscape  beautiful sunset.

Hoy busco en la música canciones que me ayuden a superar estos momentos de desesperación y de “cruda irrealidad” que nos ha tocado vivir, con la esperanza de despertar pronto de este mal sueño y volver a vivir la sensaciones cotidianas de nuestra vida anterior.

Comienzan los días de luz y calor, preludio del cercano verano. La naturaleza muestra sus mejores galas en estos días, ajena a todo lo que acontece en mundo de los humanos. El ruiseñor sigue entonando sus alegres trinos, el canto del cuco pone música a los campos, el autillo rompe el silencio de las noches cada vez más cálidas. El sol brilla con esplendor temprano en las mañanas invitándonos a vivir intensamente los largos días, que el miedo y el confinamiento no nos dejan disfrutar.

La música me ayuda a rememorar viejas sensaciones en esta primavera apagada, incierta, vacía, Aunque ahí fuera todo brilla como cualquier primavera, pero hoy somos prisioneros de nuestro incierto destino, desde nuestra jaula de oro podemos admirar la belleza que se sucede fuera, pero no podemos disfrutarla como antes lo hacíamos..

Comienzo reproduciendo una canción de Jimmy Lafave con su tono nostálgico y triste pero que se ha convertido en un músico imprescindible en mis listas. Escucho la bonita canción “The Beauty of you” incluida en su álbum The night tribe publicado en 2015

 

Jimmy Lafave The Beauty of you

 

 

Continuo buscando la serenidad perdida y lo hago con un apacible tema, en la voz de Ray Lamontagne me gusta su voz y más en esta suave canción;  Well make it trought, un sencillo recién sacado del horno, publicado a principios de este mismo mes de mayo.

 

 Ray Lamontagne Well make it trought

 

 

Prosigo con el ritmo lento y sosegado de la música. Ahora con una vieja canción cuya autoría corresponde a Daniel Lanois “Still water” Fue incluida en su álbum Acadie lanzado en 1989. Pero yo he querido traer la versión, de este gran tema, en la voz del gran Joe Bonamassa interpretado vivo  en Nueva York en el Radio City Music Hall.

 

Joe Bonamassa Still Water

 

 

Y por último en un tono más alegre, traigo una versión que he descubierto hace poco tiempo y que me ha cautivado se trata de la canción Gentle on my mind en la extraordinaria voz de Dean Martin.

 

Dean Martin Gentle on my mind

 

 

 

Que la música os acompañe…

LOS TIEMPOS ESTÁN CAMBIANDO

Posted on Actualizado enn

bares

 

Esta maldita pandemia ha afectado seriamente los cimientos de nuestra estable y confortable sociedad. El coronavirus ha sesgado muchas vidas, dramas personales y familiares se esconden entre las frías cifras, pero además ha modificado nuestra forma de vida que ya nunca volverá a ser como antes.

 

Los españoles tenemos un carácter mediterráneo somos abiertos, afectivos, nos gusta la calle, los bares han sido siempre centro de reunión con amigos y familiares. Disfrutamos de la fiesta, nos gusta el contacto con nuestro prójimo. Todo este carácter afable y abierto cambiará debido a esta crisis sanitaria. Pero no porque nosotros hayamos modificado nuestro comportamiento, sino por las medidas preventivas necesarias para atajar la propagación de este virus.

 

¿Cómo serán los bares? ¿Nos servirá el camarero a través de una mampara con un orificio en la parte inferior a modo de la típica ventanilla de bancos y otros organismos públicos? ¿Tomaremos una cerveza con metro y medio de separación con nuestro contertulio? ¿Os imagináis las fiestas populares en época estival con calles y plazas abarrotadas guardando las distancias de seguridad?

 

El mundo de la música se tendrá que reinventar de alguna manera. ¿Qué será de los conciertos y los festivales multitudinarios? Quizás se haga como en el futbol que se juegue a puerta cerrada, los conciertos podrían emitirse online solo visibles para los que hayan pagado su correspondiente entrada Pero… ¿Será lo mismo?

 

¿Dónde quedarán esos encuentros con viejos amigos; apretones de manos, palmadas afectivas, abrazos? ¿Qué será de esos ansiados veranos que funden la escarcha de los largos y fríos inviernos? Noches calurosas, terrazas, viajes, playas, chiringuitos, vacaciones…

 

¿A donde irán los besos y caricias que no hemos dado? ¿Cómo saludaremos en nuestros próximos encuentros? Seguramente muchos de vosotros os haréis estas y otras preguntas más que son un enigma, pero lo que está claro es que nada volverá a ser como antes, y que todo ello afectará a nuestro carácter para siempre. No volveremos a ser los mismos. El virus nos ha arrebatado nuestra libertad y nuestro arraigo cultural que ha sido nuestro sello de identidad hasta ahora, quizás vayamos también hacía un carácter común y globalizado donde se pierde la propia identidad en pro de la seguridad y la salud.

 

Corren tiempos muy difíciles para la economía, herida gravemente por los efectos de esta alerta sanitaria en la que medio país está con expedientes de regulación de empleo y posiblemente muchos de ellos definitivamente en paro. Las pocas empresas que trabajan, lo hacen en una situación delicada debido a la paralización total de la vida en estos meses. El futuro no es muy prometedor en esta primavera cautiva. Se aproxima un verano atípico, en el que únicamente aspiramos a que se vayan ampliando las medidas de apertura y nos permitan disfrutar del aire libre, de las fragancias a tierra mojada, a flores perfumadas de la brisa fresca de esos amaneceres de junio, de las noches cálidas bajo las estrellas. De todas aquellas cosas que antes no dábamos ningún valor y que hoy suponen todo un lujo para nosotros.

 

En estos días de tristeza e incertidumbre sigo ampliando mis playlist con descubrimientos y por supuesto reescuchando mis músicas favoritas. Hace poco descubrí una bonita canción de Bob Dylan, pero fue a través de una versión de mi admirado Jimmy LaFave  se trata de Red River Shore. Está canción  la incluiría Dylan en su álbum Time out of mind publicado en septiembre de 1997

 

 

 

 

Otro descubrimiento que hice  hace algún tiempo fue la voz de Kany García, una joven puertorriqueña con un bonito timbre de voz y con buen estilo. Vivir contigo es una canción incluida en su álbum “Contra el viento” publicado el año pasado. Un tema movido y de carácter optimista, que falta hace.

 

 

 

 

PARA REDESCUBIR

 

 

So far away es un tema de uno de los grandes álbumes de Dire Straits. Brothers in Arms recordamos esta gran canción, hoy de más actualidad que nunca:

 

Tan lejos

Tan lejos de mi…

Tan lejos que no puedo ver

 

 

 

 

Una canción de amor en tiempos de guerra sirve para serenar el alma. He elegido este tema de Marvin Gaye. Let’s get it on publicado en su disco homónimo en agosto de 1973. Una canción para reescuchar una y otra vez.

 

 

 

 

Jack Savoretti es un cantante ingles que lleva ya algunos años en los escenarios y que siempre me ha gustado. I’m  yours es una canción perteneciente a su álbum Sleep no more publicado en 2016

 

 

 

 

¿Quiero saber alguna vez has visto la lluvia? No necesita presentación me gusta reescuchar esta canción escrita por le gran John Forgety e incluida en el álbum Pendulum de su banda Credeence a principios de los 70.

 

 

 

 

Aqui viene el sol

Las sonrisas están volviendo a los rostros

Parece que han pasado años desde que el sol estuvo aquí

 

 

Estas son algunas de las estrofas de esta extraordinaria canción escrita por Geroge Harrison y que yo siempre he asociado a la llegada de la primavera, al renacimiento de la naturaleza. Esperemos que sirva también para ver la luz después de estos días oscuros. Este tema estaría incluido en el álbum Abbey Road de The Beatles publicado en 1969. Os recomiendo reescuchar esta canción.

 

 

DESDE MI VENTANA

Posted on Actualizado enn

 

libros_desdeMiVentana

Un día más en  este encierro, que ya va pesando,  sigo contemplando desde mi ventana el amanecer, escucho el alegre trino de los pájaros, los colores primaverales de los campos cada vez más lejanos, todo el espectáculo que nos ofrece la naturaleza en estos  días del que no podemos ser partícipes sino meros espectadores desde nuestro confinamiento.

 

Cansado de picos y curvas, ruedas de prensa diarias en las que se nos dice que todo va mejor, de tertulianos que parecen auténticos científicos merecedores del premio Nobel o de políticos que intentan sacar rédito de esta grave situación. Por el contrario cada día siento más admiración por  esos titanes, trabajadores incansables de la sanidad, los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, los trabajadores de tiendas y supermercados, los sufridos transportistas y repartidores y de todos aquellos servicios esenciales que día a día luchan con su esfuerzo por cuidarnos, protegernos y abastecer nuestros hogares de todo lo necesario. También es justo mencionar a aquellos profesionales de radio y televisión que ayudan con su programación de entretenimiento a mantener nuestro cada vez mas inestable equilibrio mental, algo de suma importancia en estos duros momentos y por supuesto a las iniciativas de nuestros músicos, que desde sus hogares y a través de redes sociales, nos ofrecen canciones y recitales constantemente, algo que agradecemos enormemente.

 

Hace poco reaparecía  a través de redes sociales Pau Donés que después de tomarse un tiempo vuelve con muchas ganas, con nuevas canciones e incluso anuncia nuevo disco para después del verano. Esperamos con impaciencia esos nuevos temas que irá dando a conocer.  En estos días también podemos ver reunidos a grandes músicos, eso si cada uno desde propia casa, realizando colaboraciones conjuntas, versionando canciones como el caso de Resistiré o la mítica canción; Pongamos que hablo de Madrid de la cual varios artistas han sacado una versión en video hace pocos días. Y es que la música debe estar presente más que nunca en estos días para tratar de acallar el silencio inquietante, para llenar de luz esta sombría penumbra, para acortar las distancias que nos separan, para recordar la calidez de los abrazos, para reducir esta interminable espera que acabará con el reencuentro tan ansiado, para sentirnos libres por unos instantes, para no caer en la desesperanza.

 

Desde mi ventana  donde contemplo los atardeceres, la que abro  cada día para que el sol ilumine la sombría estancia, para que entre la brisa fresca de la mañana impregnada con  leves aromas florales, desde la que aplaudo cada tarde, donde veo pasar la vida, donde sueño con vivir de nuevo, Abro de par en par todos los días esta ventana confiando que los vientos del sur arrastrarán hacía ella  la esperanza, la luz y el final de esta pesadilla.

 

Dejamos tres temas musicales para escuchar en estos días.

To be continued…

 Te vi, es un descubrimiento para mi es una canción de Hombres G de su álbum; Esta es tu vida, publicado en 1990. He encontrado esta curiosa versión con Albert Hammond.

 

 

 

 Antonio Vega “El sitio de mi recreo” Sobran los comentarios una gran canción

 

 

 

 

Por ultimo un clásico que no podía faltar “Quien me ha robado el mes de abril” El título no podía ser más actual.

 

 

HIMNOS CONTRA LA ADVERSIDAD

Posted on Actualizado enn

APLAUSO BALCONES

En estos días de oscuridad y aislamiento en los que el tiempo pasa lento, los días terminan esperando que la siguiente jornada nos traiga mejores noticias, en los que nuestro único sistema de sociabilización con el exterior, es lo que ya se ha convertido en un hábito para casi todos, salir a nuestros balcones hacía la 8 de la tarde para reconocer la labor de todos aquellos sanitarios que tan duramente están trabajando en estos días. En esos momentos vemos la calle, a nuestros vecinos, algunos casi desconocidos, pero que en esos instantes cada tarde y aunque sea por un corto espacio de tiempo nos gusta ver sintiéndonos arropados por unos momentos e intercambiar con ellos algún saludo o gesto de afecto. Siempre ha sido un consuelo en momentos difíciles ver que otros están pasando por lo mismo que tu, por este encierro preventivo del que no sabemos cuando saldremos.

 

Nos aferramos como siempre sucede en la adversidad a nuestro único consuelo “La esperanza” esa palabra comodín para momentos difíciles pero que es tan necesaria en situaciones  como la que vivimos. Como bien decía el escritor francés Rochefoucauld  “La esperanza y el temor son inseparables y no hay temor sin esperanza, ni esperanza sin temor”

 

Debemos consolarnos de alguna manera, por muy dura que sea la situación y haciendo referencia nuevamente a las citas; Por muy larga que sea la tormenta, el sol volverá a brillar entre las nubes. Sigamos utilizando los medios necesarios para alimentar día a día esa esperanza, para no decaer y pensar que todo pasará pronto. Algo que me llama la atención es que estamos utilizando la música para este fin, hay canciones que se han convertido en un auténtico himno en esta crisis, una de ellas es Resistiré del Dúo Dinámico que oímos varias veces a lo largo del día.

 

 

 

 

Creo que es necesario tener, como en este caso, una canción que identifique la lucha, la fuerza, el optimismo y el coraje para no venirnos abajo, para como decíamos antes alimentar nuestra esperanza. De hecho en Italia país muy azotado por esta crisis se ha vuelto a oír cantar desde los balcones “Bella Ciao” una canción adoptada a mediados del siglo pasado como un himno de la resistencia antifascista en la segunda guerra mundial y que hoy vuelve a esta en boga para combatir a un enemigo común en otro tipo de guerra pero en definitiva una importante batalla.

 

 

 

 

En tiempos de crisis; guerras, catástrofes o desastres tendemos a aferrarnos a algo que nos sostenga y no nos deje caer al vacio ese algo puede ser una cosa  tan simple como una canción que se convierta en una canción emblemática que nos ayude a luchar, a alzar nuestra voz contra una situación determinada siempre adversa. Tenemos muchos ejemplos a lo largo de la historia, en nuestro país durante la dictadura hubo muchos cantautores que convirtieron sus canciones en auténticos himnos de libertad en contra de la represión.

 

En este caso no luchamos contra un enemigo invisible, la ventaja es que no hay varios frentes sino uno solo contra el que luchamos todos en la misma dirección y estoy seguro venceremos, pero deberemos estar prevenidos para futuros ataques. Desde El Gramófono queremos dar a todos nuestros lectores mucho ánimo con esta canción de Diego Torres como dice en una de sus estrofas “la tristeza algún día se irá”

 

 

MÚSICOS SOLIDARIOS

Posted on Actualizado enn

YOMEQUEDO-ENCASA-scaled

 

Vivimos con angustia estos difíciles momentos confinados en nuestras casas, o al menos así debería ser, renunciando a muchas cosas a las cuales no solemos dar ningún valor porque damos por hecho que están ahí y nos son propias. Por eso quizás este encierro nos haga valorar más todas aquellas cosas cotidianas que dejamos pasar sin más. No solo me refiero a cosas o situaciones, sino también a personas queridas a las que pasará algún tiempo sin que podamos ver o mostrar un signo de afecto, como un abrazo, un apretón de manos o un simple beso.

 

Desde el cristal de mi ventana observo como la primavera va vistiendo los campos lejanos, añoro mis paseos por el campo, el aroma a cantueso, a hierba mojada, los colores de la flor de la jara o el manto blanquecino de magarzas que inundan los prados. Las noticias que nos llegan no son muy esperanzadoras, aunque todos confiamos que más pronto que tarde todo quedará en un mal sueño, en una mala experiencia que nos debe hacer reflexionar sobre nuestra vulnerabilidad, sobre nuestro propio planteamiento vital, nuestras prioridades, así como a dar la importancia a las cosas en su justa medida.

En momentos complicados es cierto que el ser humano se vuelve más solidario y  suele sacar los mejor de si mismo. En estos días vemos multitud de muestras de solidaridad, con los trabajadores sanitarios que con tanto esfuerzo están luchando o gente que se presta a ayudar a personas mayores para hacer sus compras, otros que desinteresadamente ponen a disposición de las autoridades los recursos de los que disponen en beneficio de la comunidad. La solidaridad en estos momentos es fundamental para contribuir, en la medida de las posibilidades de cada cual, a la protección de todos y  a la lucha común por esta causa.

Los músicos también nos están dando muestras solidarias ofreciéndonos conciertos desde sus casas a través de las distintas redes sociales, algo que es muy de agradecer ya que contribuyen, de alguna manera, al equilibrio de nuestra salud psíquica, que sin duda con el paso del tiempo se irá viendo cada vez más afectada por la angustia y los días de encierro. De esta manera la otra noche escuchaba un concierto que ofrecía Alejandro Sanz junto con Juanes, Gonzalo Rubalcaba, Guillermo Vadalá y Julio Reyes desde su casa en un evento denominado “La Gira se queda en Casa” Un bonito detalle en el que nos ofrecieron de una manera distendida con  un extenso repertorio de canciones propias y ajenas.

 

 

Durante el fin de semana también pude asistir virtualmente a otros conciertos desde casa, entre amigos como el de la banda Club del Río que incluso permitían a sus seguidores interactuar, hacer peticiones y hasta cantar con ellos. Esta iniciativa se ha repetido por parte de diferentes músico de manera individual o incluso de manera colectiva, como con la celebración de un festival que aglutinaba a diversos artistas,  celebrado el pasado fin de semana bajo la denominación de #YoMeQuedoenCasa con la participación de artistas como; Rozalen, Jacob Mey o Dani Fernández entre otros muchos.

yo me quedo en casa

Y es que los músicos también se han visto azotados por esta crisis con la cancelación de conciertos y giras que ya tenían contratados. Aunque no tenían ninguna necesidad de hacer esto, lo hacen para seguir en contacto con su público de manera desinteresada, para aportar y contribuir con lo que saben hacer, música, para que resulten más llevaderos estos días duros.

Otra iniciativa que me ha llamado la atención es la de Los Secretos, que han grabado su conocida canción A tu lado, con una mezcla de varios videos en los que cada miembro del grupo toca individualmente su correspondiente instrumento, como si fueran diferentes pistas, uniendo las mismas haciendo sonar el tema en conjunto del grupo, aunque se haya grabado individualmente. Con esta grabación se quiere rendir un homenaje los trabajadores sanitarios y fuerzas y cuerpos de seguridad según palabras de Álvaro Urquijo.

 

 

Estas bonitas iniciativas por parte de los músicos contribuyen a sentirnos arropados por la música de nuestros artistas favoritos, para, de esta manera, alimentar nuestro espíritu e infundirnos fuerza y confianza a través del lenguaje universal que es la música.

Estoy seguro que mientras dure este encierro seguirán este tipo de conciertos virtuales, que harán con su música que soñemos con lo que ahora no podemos vivir. Esperemos que pronto se acabe este cautiverio y podamos disfrutar de todo los que nos ofrece este mundo.

 

 

 

 

MÚSICA PARA TIEMPOS DIFÍCILES

Posted on Actualizado enn

coronavirus-mascarillas-1068x564

Vivimos momentos muy difíciles que nos recuerdan a esas películas de ficción sobre terribles pandemias que sacuden al mundo sin piedad. Ante estos días inciertos, que sin duda quedarán en un mal recuerdo, no así los efectos económicos de los cuales tardaremos más en recuperarnos, debemos tratar de llenarlos con cosas que realmente nos gusten y nos hagan sentir bien.

Es cierto que el miedo y la preocupación se palpan en el ambiente, pero siempre de las situaciones adversas cabe destacar el lado positivo. Las autoridades sanitarias nos advierten que permanezcamos en nuestros hogares para tratar de frenar el contagio de este maldito virus. Pues bien, ante este panorama a las puertas del fin de semana, aprovechemos este arresto preventivo para hacer aquellas cosas que el tiempo, las obligaciones u otras causas no hacemos o no queremos hacer y entre ellas puede estar la opción de sustituir, por unos momentos, el televisor con noticias cada día más inquietantes sobre el coronavirus y dejarnos llevar por los sonidos de la música, aquella por ejemplo que hace mucho tiempo que no escuchamos y que sin duda nos retrotraerá a otros tiempos, aquellas melodías que sacamos del viejo cajón polvoriento y que al volver a escuchar encontramos el sentido real del porqué la misma nos tocaba en lo más profundo de nuestros sentimientos.

Hoy abro ese cajón en el que encuentro un montón de canciones desordenadas, pero auténticas joyas que en su día fueron un fondo sonoro muy importante en mi existencia. Saco al azar una de estas canciones es “La Meteque” de George Moustaki una bonita canción con mensaje apátrida sin raíces, un extranjero en su propia tierra como lo era su propio autor, con una mezcla de nacionalidades; francés, griego, egipcio. Una canción sencilla pero intensa.

Otra canción que rescato es Only woman’s heart una bonita canción interpretada por las maravillosas voces de Mary Black y Eleanor McEvoy perteneciente al disco con el mismo nombre que sería grabado en 1992 con las voces de seis artistas irlandesas.

Pero no todo es mirar hacía atrás desempolvando viejos recuerdos, también es importante descubrir nuevas cosas, nuevas músicas que nos pueden sorprender y mucho. Llevo algún tiempo haciendo incursiones en grupos españoles que me tienen cautivado entre otros: Santeros y los muchachos, Club del río, De Pedro, o la Maravillosa Banda del Alcohol entre otros muchos que estoy descubriendo. Hace unos días alguien en twitter a raíz de una entrada publicada en El Gramófono hablando precisamente de estos grupos, me recomendaba que escuchara a Morgan una banda madrileña nacida en 2012 y así lo hice y me sorprendió enormemente la voz de Nina su exquisito gusto al cantar. Pido disculpas ya que me confieso un carca en términos musicales tratando de descubrir corrientes actuales.

Una canción sencilla y sin muchas pretensiones que también me gusta por su optimismo y su melodía pegadiza es la Jacob Mey con la colaboración de Aranguren Me voy de viaje, creo que es un tanden perfecto entre la música intercalada con la voz de Aranguren.

Para terminar esta entrada traigo otra canción nueva aunque su autor es ya todo un veterano, se trata de Quique González, con un tema de su último disco, que suena muy bien “El Pasajero” de su álbum publicado el año pasado, Las palabras vividas.

Una buena forma de pasar estos días en un encierro que abre las puertas a la música, al optimismo, a los sueños y lo que tu quieras sentir con la música alejado por unos momentos de las noticias catastróficas, una buena manera de apartar los temores es con la música.

ALGUNOS DESCUBRIMIENTOS MUSICALES PARA EL NUEVO AÑO

Posted on Actualizado enn

fondo-fuegos-artificiales-ano-nuevo-2020_52683-29350

Acaba otro año con el mismo ritual de siempre; balance,  proyectos de buenos propósitos, resúmenes de lo mejor y peor del año, uvas, cava, excesos, competición de aburridos programas televisivos. En definitiva un año más, nos hacemos la misma reflexión como decía Jorge Manrique; Como se pasa la vida, como se viene la muerte tan callando, cómo a nuestro parecer cualquier tiempo pasado fue mejor. Y es que el tiempo pasado es tiempo vivido con imágenes, recuerdos y el futuro es incertidumbre lo que está por venir lo que pasará.

 

En fin, hoy no quiero hacer una entrada nostálgica hablando de pasado y futuro me seguiré centrando en el presente, que es lo que realmente importa, porque hoy 31 de diciembre es un día como mañana o pasado, una fecha del calendario Gregoriano que indica el último día del año que da paso al 1 de enero a una nueva etapa, un nuevo ciclo, anteriormente los romanos en su calendario establecían el nuevo año el primer día de marzo. Entre hoy y mañana no habrá un cambio sustancial en el mundo, continuará el frío invierno, seguiremos con nuestros problemas, anhelos y sueños.

 

Hoy simplemente para terminar el año quiero compartir un par de descubrimientos musicales que me han llamado la atención. El primero de ellos es un músico llamado Gregory Alan Isakov un cantante nacido en Sudáfrica y afincado en Estados Unidos. Me ha llamado la atención este artista por su serenidad. Una música impregnada por el sonido folk entremezclado con modernos ecos del Indie. Sus canciones suelen ser baladas lentas acompañadas por cuerdas y a veces por el suave sonido del piano con una voz envolvente con marcados toques nostálgicos. Una música muy recomendable para huir de los excesos musicales y televisivos de las próximas horas.

 

If I go I’m goin

 

 

 

   Siguiendo en la misma línea de sonidos envolventes que evocan sensaciones, como la suavidad de la brisa del mar, la magia del ocaso en una tarde de verano, la paz que se respira en lo alto de una montaña nos lo trae la música de Andrew Belle, en este caso sus canciones no tienen tantas reminiscencias folk como el caso de Gregory Alan Isakov. Belle hace uso de más instrumentación con un sonido que nos atrapa en una atmósfera de paz y sosiego.

 

Pieces

   

 

  Estos son mis pequeños descubrimientos, he de reconocer que estos dos cantantes son muy televisivos, es decir, sirven como sintonía o fondo a algunas series televisivas americanas de conocidas plataformas. Es otra forma de descubrir nuevas músicas., con ellas quiero desearos un feliz y venturoso años 2020 y que la música siga formando parte de vuestras vidas y si esta es buena mucho mejor.