Uncategorized

LA FELICIDAD Y LA MÚSICA

Posted on Actualizado enn

la-felicidad-un-camino-hacia-la-paz-interior

Me gustaría que las buenas canciones no tuvieran fin, no duraran tan pocos minutos, de esta manera la calma y satisfacción que me producen algunas canciones se alargarían en el tiempo. Cuando alguien nos pregunta sobre la felicidad, no sabemos definirla de una manera determinada porque esta la percibe de diferentes maneras cada persona, es un concepto que no tiene una definición exacta, aunque para mi esta la asocio a las cosas más sencillas y cotidianas. Cuando estamos felices las cosas más pequeñas y usuales que suelen pasar inadvertidas aumentan y pasan a ser grandes cosas con las que nos deleitamos, por lo menos a mi me sucede. Contemplar una puesta de sol, pasear por el campo, escuchar aquella canción que siempre nos gustó y es que si os dais cuenta la música también la percibimos de diferentes maneras según nuestro estado anímico y evidentemente si estamos felices disfrutaremos aún más de la música o si estamos enamorados viviremos la música de una manera muy especial y es que la felicidad agudiza y aumenta la percepción de los sentidos y sentimientos.

¿Qué es la felicidad? Profunda reflexión, para mi creo que es un estado no permanente, es decir creo que la felicidad se compone de momentos determinados y no de un estado en sí, el secreto está en prolongar esos momentos o hacer que estos se repitan cada vez con mayor periodicidad. Lo que está claro es que la felicidad  como estado constante creo que no existe, pero debemos buscar esos momentos que nos proporcionan esa plenitud y alegría. Yo intento refugiarme en la música, la cual me resulta un instrumento útil para encontrar ese momento de plenitud, ahora mientras escribo esta entrada me siento moderadamente feliz, intentando verter mis pensamientos a través de este post mientras escucho una extraordinaria canción de Van Morrison Celtic New Year de su disco Magic Time, publicado en 2005 Aunque esta canción ya la he incluido en alguna otra entrada os invito a que la escuchéis.

 

 

La música además agudiza mis torpes sentidos y me ayuda a escribir las entradas de este blog ya que siempre lo hago acompañado por música de fondo… bueno lo de fondo lo debo rectificar porque me gusta escucharla a buen volumen, de esta manera percibo mucho mejor los matices de la canción, la voz, los instrumentos, etc.

 

Sin desviarme del tema os he contado mi secreto particular para encontrar unos momentos de felicidad o plenitud a través de la música aunque cortos pero intensos. Hoy  es muy necesario recurrir a estos momentos en los días actuales en los que las noticias nos hablan de enfrentamientos fraternales que remueven fantasmas del pasado o la locura de dirigentes poderosos que amenazan con fulminar a medio mundo con armas nucleares, estamos sufriendo una importante involución volviendo a caer en antiguos errores. Ante este panorama debemos buscar la felicidad en las pequeñas cosas de cada día en el amor, en la belleza que nos rodea y por supuesto cuando todo te falle siempre queda la música como píldora para unos momentos de felicidad, sin contraindicaciones.

 

 

 

Anuncios

CANDILEJAS

Posted on Actualizado enn

candilejas

Hoy quiero hablar de un tema musical muy conocido por todos e interpretado por multitud de músicos, forma parte de esa música conocida por todos que cualquiera puede tararear o silbar. Se trata de Candilejas, una hermosa melodía que fue compuesta para el film del mismo nombre, compuesta por el gran Charles Chaplin.

Los entendidos en cine dicen que esta es una de las grandes películas de Chaplin, parece ser que además, la misma, tiene tintes autobiográficos, ya que el argumento de la película relata la vida de un cómico acabado, que acoge a una joven bailarina a la que salva del suicidio ayudándola a  volver a triunfar en el mundo de la danza. En este post queremos ahondar, como de costumbre, en la vertiente musical y es que Candilejas, se ha convertido por si sola en una melodía particular, que la mayor parte de la gente no relacionamos con el cine ni con Chaplin, sino que ya forma parte de nuestro repertorio musical, nuestra música de cabecera, almacén de melodías o como lo queramos llamar.

Candilejas ha sido versionado por diferentes cantantes, podríamos nombrar a algunos conocidos por todos como Roberto Carlos, Julio Iglesias o Pedro Vargas así como por multitud de orquestas. La verdad es que es una melodía muy sencilla pero con una gran belleza, melancólica y nostálgica. Parece ser que Chaplin, según decían sus propios arreglistas musicales, era un perfeccionista en cuanto a la bandas sonoras de sus películas y es que quería ensalzar las imágenes y los sentimientos de cada escena con el acompañamiento musical, el claro ejemplo lo tenemos con Candilejas, que no necesita imágenes, la música por si sola ya logra trasmitirnos sentimientos.

Candilejas es sin duda obra de un genio de las artes como era Charlie Chaplin, que demostraba su enorme sensibilidad y su amor por la música, prueba de ello es el reconocimiento a nivel internacional de sus artes escénicas y musicales, la música de Candilejas fue reconocida con un óscar, aunque muchos años después del estreno de la película, a la mejor música original.

 

Quiro traer algunas de las versiones que más me han llamado la atención:

 

Placido Domingo

 

 

José Augusto

 

 

 

Julio Iglesias

 

 

Orquesta Mantovani

 

 

Alfredo Krauss

 

 

Noro Morales y su orquesta

 

COUNTRY Y CINE: EN LA CUERDA FLOJA

Posted on Actualizado enn

en-la-cuerda-floja-poster

 

Continuamos en la sección de nuestro colaborador Eduardo De Frutos, dedicada a la música country y el cine. Hoy con una interesante entrada en la que nos habla del film, En la cuerda floja, una película que narra la vida del gran Johnny Cash.

En la cuerda floja

Era cuestión de tiempo que el séptimo arte se fijara en Johnny Cash, considerando la vida tan interesante y ajetreada que tuvo y que fue, sin duda, uno de los mayores iconos del country.

En la cuerda floja se estrenó en 2005 con Joaquin Phoenix en el papel de Johnny Cash –fue nominado al Oscar– y Reese Witherspoon en el de June Carter –ella sí ganó la preciada estatuilla–. La cinta, que aspiraba a otros tres premios, fue alabada sobre todo por el trabajo de Joaquin Phoenix, que tendremos la oportunidad de apreciar aquí.

Una de los primeras grabaciones de Johnny Cash fue Get Rhythm (1956). La canción, de corte optimista, habla de un limpiabotas que, para sobrevellar los sinsabores de la vida, se apoya en su “ritmo”. Escuchemos la versión de Phoenix.

 

 

Os dejo ahora con I Walk the Line, de la que la película toma su título original. En la letra, el protagonista promete ir por el camino recto para honrar el amor que siente por su pareja.

 

 

Una de las canciones más conocidas de Cash, Ring of Fire, también tiene cabida en la banda sonora, con una magistral interpretación de Joaquin Phoenix.

 

 

La adicción a las drogas marcó la vida del artista, como recoge la canción Cocaine Blues.

 

 

Vamos ahora con Jackson, un dúo entre los dos protagonistas, Joaquin Phoenix y Reese Witherspoon. Según solía contar “el hombre de negro” –y la escena aparece tal cual en la película–, cuando estaba cantando esta canción en el escenario le pidió matrimonio a June.

 

 

Ya que estamos, escuchemos otro dúo entre Phoenix y Witherspoon, It Ain’t Me Babe, en cuya letra se dice: “No soy yo, cariño, el que buscas”.

 

 

Wildwood Flower es un clásico de los años 30 que popularizó la familia Carter. Aquí la interpreta Reese Witherspoon.

 

 

Por último, Home of the Blues, en la que Johnny recuerda su triste infancia durante la Gran Depresión y, sobre todo, la muerte de su hermano mayor, a quien él estaba muy unido: “A la vuelta de la esquina hay dolor. El sol nunca brilla a través de mi ventana. Está oscuro en la casa del blues“.

 

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog:  River of Country

 

 

SUEÑOS

Posted on Actualizado enn

suenos

Todos tenemos sueños, muchos de ellos inalcanzables otros posibles, esto nos motiva a seguir por esta senda a veces difícil. La verdad es que por mucho que poseamos siempre aspiramos a algo más o a otra cosa, somos inconformistas y no valoramos lo que tenemos y no sólo me refiero a lo material.

Esta sociedad nos enseña cada día que es más feliz el que más tiene, nos hemos creado unas necesidades que no necesitamos pero que ya resultan indispensables en nuestras vidas. Tenemos la mala costumbre de no valorar lo que tenemos, tan sólo cuando lo perdemos, buscamos incansablemente la felicidad, aunque realmente no sabemos lo que es, yo creo que esta depende de nuestra actitud, de la forma de ver la vida y aquí me gustaría recurrir a una cita de Gandhi en la que define la felicidad como cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces, están en armonía, aunque parece sencillo no lo es o sino lee de nuevo la cita y reflexiona.

Volviendo al tema principal de este post, los sueños, estos son inherentes a la condición humana el pobre sueña con una vida mejor y quizás el más rico sueña con algunos aspectos de la vida del pobre que él dinero no le puede dar. Soñar supone una motivación en nuestras vidas, el diccionario lo define como; Imaginar, generalmente con placer, una cosa que es improbable que suceda, que difiere notablemente de la realidad existente o que solo existe en la mente, pero que pese a ello se persigue o se anhela. La mayor parte de los sueños son cosas inalcanzables, quimeras, es decir poco probables que sucedan pero que aún así perseguimos y es que en algunas ocasiones luchar por un sueño con todas las fuerzas puede hacer que este se convierta en una realidad.

 

Dreamer  (Soñador) Supertramp

 

A José Luis Borges siempre le fascinaron los sueños, y escribió mucho sobre ellos, decía que el sueño es una vida llena de tesoros misteriosos en el que los secretos más íntimos se mezclan con proyecciones, temores y anhelos.

 

Roy Orbison In Dreams

 

 

 

Sueña el niño con héroes y batallas, sueña el joven con amores y desamores, sueña el pobre con la riqueza, sueña el rico en su riqueza, sueña en recobrar la salud el enfermo, sueña en volver el que tiene que partir, sueña con la paz el que vive en guerra, soñamos en lo que no tenemos, soñamos en lo imposible. Soñar es gratis.

 

¿Qué hay de malo en perseguir los sueños?

¿Qué hay de malo en soñar despierto?

Sueño en color y en verso

 

 

Realidad o sueño Jarabe de Palo

 

 

AGOSTO

Posted on Actualizado enn

 

playa

El verano transcurre tranquilo entre fiestas, arena, chiringuitos, reencuentros y recuerdos. Un pequeño paréntesis en nuestra monótona existencia. En las cadenas televisivas se hace notar el vacio de contenidos e incluso  de noticias en este periodo estival, rellenando sus espacios con refritos recordando décadas pasadas.

En este agosto cálido y seco de rojos atardeceres y madrugadas serenas, los que somos de interior soñamos con volver al mar, rebozarnos en arena y broncear nuestros cuerpos, escuchar de nuevo el murmullo de las olas, el sonido de las gaviotas y el aroma a salitre. Para nosotros el mar está asociado al verano, a las vacaciones, que es cuando solemos elegir este atractivo destino para salir de nuestros paisajes de interior.

Agosto es el mes más sencillo, banal, de tránsito hacia el otoño. Me gusta complementar mis paisajes exteriores de terrazas, tumbonas y patios con música, no demasiado compleja, desenfadada, alegre, llevadera, que sirva para acompañar la futilidad de estas fechas.

Sentado en una terraza divisando a la inmensidad del mar escucho a la banda The Mulligan Brothers con el tema Cecilia. Una canción con sonido bluegrass muy agradable, idónea para una mañana de verano.

 

 

Aunque he hablado del mar, yo que soy de interior, tampoco desprecio para esta época buscar la apacibilidad en el campo o la montaña con sus colores, aromas y sonidos. También puedo buscar la paz bajo la sombra de una encina observando el horizonte con este tema legendario, Walk of life. Pero buscando algo más liviano me decanto en esta ocasión por la versión del músico estadounidense Bhi Bhiman que no es como la original pero encaja muy bien con este paisaje.

 

 

Este mes vacacional también es tiempo de nostalgia, de recuerdos de aquellos amores de verano, sentimientos profundos en estos fugaces días de verano que tan rápido pasan para el amor. Una gran canción relacionada con esta temática es la que suena a continuación, Salitre de Quique González.

 

 

El verano tiene unos colores y olores muy especiales, quizás para mí que siento y estoy cercano al sur lo relaciono con esta zona, aunque sin menospreciar otros puntos de nuestra geografía con gran riqueza paisajística. El mes de agosto me trae aromas y sonidos sureños muy nuestros, como el sonido de la guitarra en esta alegre colombiana. Colombiana de Bajo Guía.

 

 

También son muchos los que pasan estos días de agosto encerrados entre las cuatro paredes de la oficina, enterrados entre papeles, en la soledad que reina estos días en la gran ciudad. Quizás  se haga más llevadera la jornada decorando los grises y fríos colores de nuestro lugar de trabajo con música, con una alegre canción que muchos recordareis ”Gimme  hope Jo’anna que se convertiría en un himno contra el apartheid en la voz de su autor Eddy Grant. Hoy traigo una bonita versión de la cantante sudafricana Louise Carver.

 

 

Agosto se convierte, en definitiva en el mes vacacional por excelencia. Todo se paraliza. Es tiempo de retornar, revivir, reencontrar, es  buen momento para el amor, el descanso así como para descubrir nuevos paisajes diferentes a los nuestros.

 

 

O Brother, Where are thou?

Posted on Actualizado enn

obrother

 

Una vez más de la mano de Eduardo De Frutos, nos trae una nueva entrega de la sección country y cine. En esta ocasión nos habla de la película O Brother, where are thou?

 

Country y cine: O Brother, Where Are Thou?

Los hermanos Coen nos brindaron en el año 2000 una muy celebrada incursión en la música folk –el disco con la banda sonora obtuvo el Grammy en 2001– titulada O Brother, Where Art Thou (“Oh, hermano, ¿dónde estás?”), que cuenta la historia de tres presos que se fugan de una cárcel en la época de la Gran Depresión.

Vamos a escuchar varios fragmentos de su banda sonora, que incluye nombres de la talla de Alison Krauss, Emmylou Harris o Ralph Stanley.

Down in the River to Pray fue escrita en el siglo XIX, probablemente por un esclavo afroamericano que quiso evocar el ritual propio de algunas iglesias evangélicas de bautizarse a una edad ya adulta mediante una inmersión en el río. Os dejo con la interpretación de Alison Krauss de este clásico del gospel.

 

 

Seguimos con el gospel y con Krauss, acompañada en esta ocasión por Gillian Welch. I’ll Fly Away es un himno evangélico de los años 30 que suele interpretarse en los funerales: “Una brillante mañana, cuando esta vida termine, saldré volando”.

 

 

Man of Constant Sorrow es una canción folk que se ha consolidado como todo un clásico del bluegrass. Aquí la interpretan The Soggy Bottom Boys, liderados por Dan Tyminski.

 

 

You Are My Sunshine es un tema de Jimmie Davis de 1939, que Norman Blake revitalizó para esta película.

 

 

Ralph Stanley, uno de los mayores exponentes del bluegrass, interpretó O Death para la película. En este tema, sin acompañamiento musical, pide a la muerte que prescinda de él un año más (y parece que le hizo caso, pues Stanley murió el año pasado a la avanzada edad de 89 años).

 

 

Escuchemos a Tim Blake Nelson, que interpreta uno de los papeles principales, en su versión de In the Jailhouse Now.

 

 

Y podríamos seguir hasta mañana, pues la banda sonora incluye más de 30 temas. Sirvan los anteriores como aperitivo…

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog : River of Country

 

IT’S A HEARTACHE

Posted on Actualizado enn

BONNIE_TYLER_ITS+A+HEARTACHE-79021

 

Esta tarde de verano transcurre plomiza, calurosa el aire casi se puede palpar. Las calles están solitarias, el sol estival hace que la gente se resguarde hasta la caída del sol, otros buscan aliviar los rigores del verano a la orilla de piscinas, ríos o los más afortunados en el mar.

Mientras coloco algunos papeles suena en la radio una vieja canción que me transporta al pasado, It´s a Heartache interpretada por Bonnie Tyler, este tema seria grabado por Tyler en 1977. Es una canción con una estructura muy sencilla, pero resulta agradable. Hacía mucho tiempo que no la escuchaba, por unos momentos me vienen a la cabeza recuerdos de niñez, tardes de merienda, juegos, largos veranos. Recuerdo la voz ronca y rasgada de Bonnie Tayler un estilo muy particular que alcanzó grandes cotas de popularidad a finales de los 70 y  principios de los 80.

 

 

La nostalgia me invade con esta música, no es que sea una gran canción pero para mí representa una época un periodo de mi vida, en la que no paraba de sonar en programas de radio y televisión. Po aquel entonces yo tendría poco más de 10 años, dulce etapa de la niñez que transcurre entre juegos, sueños, fantasías e ilusión. Estoy seguro que a muchos de vosotros os sucede algo parecido con canciones que van asociadas a una época concreta de vuestra vida, esa música que tiene sus propias imágenes.

Al terminar la canción, me pica la curiosidad y busco otras versiones de este tema y encuentro algunas interesantes como el de el joven cantante Irlandés Derek Ryan

 

 

Y encuentro otra que me parece extraordinaria, por el parecido con Bonnie Tayler, se trata del gran Rod Stewart con esa voz rota. Siempre asocie a estos dos cantantes, quizá por el parecido en el timbre de sus voces.

 

 

No podía faltar la versión de Juice Newton que alcanzaría un notable éxito

 

 

Abro la ventana el sol se acaba de poner, la tarde está en calma como suspendida las paredes y el asfalto irradian calor después de un día de sol intenso y abrasador, vuelvo a la realidad después de haber revivido por unos cortos pero intensos instantes recuerdos de niñez; aromas, sabores, colores, juegos… Las canciones nos pueden transportar a momentos y vivencias determinadas, esta es la grandeza de la música.