PREMIOS 20 BLOGS

Posted on Actualizado enn

 

DXH69_8WAAAiRZb

Este año se celebra la XII edición de los conocidos, Premios 20 blogs, organizados por el periódico digital, 20 minutos. El Gramófono, se presenta una vez más como candidato en la categoria de, Cultura música y tendencias. Desde hoy día 26 de marzo y hasta el próximo 11 de abril se abre la fase de votación, en la que los lectores podéis votar a vuestro blog favorito en cada una de las categorías. El nuestro lo podéis encontrar en el siguiente enlace

https://lablogoteca.20minutos.es/el-gramofono-50173/0/

Para votar es necesario registrarse, rellenando un sencillo formulario

http://www.20minutos.es/usuarios/registro/

Si os gusta nuestro blog podéis votarnos, gracias y suerte a todos.

 

 

 

 

Anuncios

YOLANDA, UNA DECLARACIÓN DE AMOR UNIVERSAL

Posted on Actualizado enn

yolanda pablo milanes

Yolanda es sin duda, una de las canciones más conocidas del cantautor cubano, Pablo Milanés. Esta extraordinaria canción de amor, estaría dedicada, a su entonces mujer Yolanda Benet, la que sería su musa e inspiradora de unos de los grandes temas de la historia de la música hispana.

Yolanda Benet no solo sirvió de inspiración al cantautor para esta canción, sino a otras de gran éxito como Yo no te pido, otro de los grandes temas de Pablo Milanés. Está claro que Yolanda se ha convertido en todo un himno, lleno de lirismo y sensibilidad, un poema musical, una declaración de amor en forma de canción. Esta composición, según se dice, tardó algo menos de una hora  en finalizarla, creo que Pablo la hizo desde la sencillez y los profundos sentimientos  de amor que le inspiraban  su mujer y  su primera hija nacida coincidiendo con el lanzamiento de este tema. El nunca pensó en la trascendencia que iba a tener esta canción, que marcaría definitivamente su carrera, era un regalo, algo que necesitaba expresar en forma de música, una canción impregnada entre una mezcla de melancolía, tristeza, amor y una profunda sensibilidad que demuestra el autor. Pablo Milanés decía, que necesitaba estar triste para poder crear, de ahí que en sus canciones este presente ese tono decadente y a la vez nostálgico, aunque esta canción marca un hito en su carrera, una balada envuelta en veneración y agradecimiento hacía esa mujer, quizás una manera de solicitar el perdón por los errores cometidos y a la vez corresponder con este regalo a su musa Yolanda.

La canción, Yolanda tiene ya 48 años, fue escrita coincidiendo con el nacimiento de la primera hija de Pablo, allá por 1970. Pero aún, hoy sigue vigente y sonando como una de las mejores baladas de amor, de hecho ha sido versionada por diferentes músicos y grupos. Uno de los impulsores en popularizar esta canción, en España, ante el público más joven, fue Javier Ojeda, líder del grupo, Danza Invisible, quien haría una versión pop en 1990 que alcanzaría un notable éxito dando aún más reconocimiento a esta canción, entonces desconocida para muchos jóvenes en la década de los 90.

Yolanda es una gran canción que pone de manifiesto el extraordinario talento de Pablo Milanés, con un tema de profundos sentimientos, sencillo, desgarrador y sincero. Una declaración de amor que ha traspasado las fronteras de lo personal, convirtiéndose en una declaración de amor universal.

 

YOLANDA

TARDES GRISES

Posted on Actualizado enn

cristal.jpg

Busco canciones que iluminen estas tardes grises que nos acompañan en los últimos días, con borrascas a las que se les pone nombre y  apellidos, ofreciendo abundante agua a esta tierra tan necesitada, que como recompensa nos ofrecerá en pocos días una diversidad de vivos colores con la llegada del renacimiento de la vida,  la primavera.

Mientras espero lleguen esos días de luz, cielos azules y brisas cálidas, estoy sumergido en una profunda melancolía que me provoca esta oscuridad, de tardes que se fusionan con la noche, de fuertes vientos que arrastran las alegrías, de nubarrones que no dejan ver la luz esperanzadora de los rayos de sol.

La primera canción que suena en mi reproductor, es original de la banda The Cure, Just like heaven, pero en la sensual voz de Katie Melua, una versión suave que encaja con los colores de la tarde.

 

 

En estos días grises, vivimos con gran conmoción, la muerte del pequeño Gabriel, todos hemos vivido con inquietud su desaparición, su búsqueda. Pero finalmente hace pocos días hemos asistido con auténtica consternación al desenlace fatal, con la muerte del pequeño a manos de la pareja de su padre, poniendo de manifiesto el lado más cruel del ser humano. Selecciono la canción Tears of Heaven, lagrimas en el cielo, una triste canción, como homenaje al pequeño Gabriel.

 

 

Llueve con fuerza el viento hace que la lluvia golpee con fuerza en mi ventana, me gustaría vivir cerca del mar para poder contemplar la furia incontrolable de la naturaleza, las olas batiéndose contra las rocas el estruendo de las olas al romper, la lluvia cayendo sobre el inmenso manto del agua rizada de un mar oscurecido. Suena la evocadora voz de la cantante irlandesa Sinead Lohan con la canción To Ramona un tema original de Bob Dylan, que incluiría en su álbum, another side of Bob Dylan publicado en 1964, hoy quiero escucharlo en la voz de esta cantante.

 

 

La oscuridad se apodera de la estancia, aunque es temprano, la noche está cayendo, sigue lloviendo y lo seguirá haciendo en los próximos días, según las predicciones meteorológicas. Esta lluvia que riega los campos, que pronto se convertirá en una explosión de flores, que contribuirá a mejores cosechas, que otorgará reservas a nuestros maltrechos pantanos y ríos, esta lluvia que no cesa y tanto bien hace a la naturaleza, a mi me llena de melancolía y nostalgia, mientras espero a la primavera.

 

Para terminar una versión del conocido tema, Have you ever seen the rain, con Willie Nelson y su hija Paula Nelson.

 

APROXIMACIÓN AL BLUEGRASS: LAS MUJERES

Posted on

 

hazel_alice

Continuamos aprendiendo más sobre bluegrass, gracias a nuestro colaborador Eduardo De Frutos. Hoy precisamente, que celebramos el día internacional de la mujer, nos habla de  mujeres  que han triunfado en este género.

 

APROXIMACIÓN AL BLUEGRASS: LAS MUJERES

 

Es cierto que históricamente el bluegrass ha estado dominado por las voces masculinas, pero hoy demostraré que ellas no se han quedado atrás.

Hazel Dickens y Alice Gerrard registraron en 1965 Who’s That Knocking, editado por Folkways. Fueron las pioneras, las primeras mujeres que grabaron un álbum de este estilo, y en 2017 el Salón de la Fama del Bluegrass lo tuvo en cuenta para invitarlas a su seno. Escuchemos un ejemplo de su talento: The One I Love is Gone fue compuesta por Bill Monroe, “el padre de la música bluegrass, y apareció en el recopilatorio de 1996 Pioneering Women of Bluegrass.

 

 

En su prolífica carrera, la llamada “nueva reina del bluegrass, Rhonda Vincent, ha conseguido ampliar el número de fieles a este estilo, lo que, en 2010, le valió una estrella de la Fundación del Patrimonio del Bluegrass.

Os dejo con Kentucky Borderline, un tema dedicado al estado donde nació el bluegrass. Lo interpreta con el grupo que suele acompañarla sobre el escenario, The Rage.

 

 

Termino con una joven intérprete de solo 24 años, Molly Tuttle, quien el año pasado hizo historia al convertirse en la primera mujer en conseguir el premio a la mejor guitarrista de bluegrass. Esto es Save this Heart, de su álbum Rise (2017).

 

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blogRiver of country

 

CHAMPAGNE Y MÚSICA DE FONDO. TÚ ENTRE TODOS: NOTHING COMPARES 2U

Posted on Actualizado enn

champagne

Después de algún tiempo vuelve nuestra colaboradora Be naïve, con su sección; Champagne y música de fondo, para conjugar a la perfección las letras y la música.

 

Post en colaboración con el blog Champagne para desayunar

 

TÚ ENTRE TODOS

CHAMPAGNE Y MÚSICA DE FONDO: NOTHING COMPARES 2 U.

cham 1

Llevo tiempo sin tener entre mis dedos una copa de este Champagne entre cuyas burbujas se encierra la sal del mar, el azul del cielo, la tierra mojada tras la lluvia…. la vida; tiempo enredada entre versos que me asaltan en los pasos de cebra, en los cafes de la mañana o en las mañana a secas, en el cine, de vuelta a casa o en mitad de la noche cerrada. Unos versos que se quedan en el aire, como puntos suspensivos que esperan un punto y final definitivo, hasta que lo buscan, tozudos, lo encuentran y se ordenan poquito a poco en lo que será el Poemario “Florencia es mía”.

Pero hay tardes de domingo que me las debo, como ésta en que recuerdo ese puñado de post que espera en el cuaderno su fecha de salida, algunos tan desvaídos ya que apenas soy capaz de distinguir la razón _emoción _ que me impulsó a escribirlos (y menos aún la que me hizo dejarlos a medias); tardes en que parece que el mundo se ha parado ahí fuera y te concede tiempo y te regala espacio para volver a estas letras, gentiles y romas, y  me dejo caer en ellas buscando refugio al tiempo que abro mi cajita de música y una pequeña bailarina, apenas sostenida sobre las puntas de sus zapatillas y a punto de quebrarse, como una mañana clara de febrero, comienza a danzar al compás de una bella canción.

Son tardes de nostalgia y la nostalgia, ya se sabe, se toma a tragos largos y con música de fondo.

Por eso, hoy he decidido acercarme a ese Gramófono que espera callado a que el ruido ceda ante la música: la escojo a ella, mañana clara como esa bailarina que gira y gira a punto de quebrarse; y, desde el principio, su voz  obra la magia de transformar el aire y de llenarlo de una verdad incontestable: Nothing compares 2 u.

Todos los amores y los desamores de una década entera cupieron en ella entonces. Historias de las que ya sólo se acuerda la nostalgia.

cham2

La literatura está llena de grandes amores: Anna Karenina y el conde Vronski, Romeo y Julieta, Jay Gatsby y Daisy Fay Buchanan, Yuri Andréyevich Zhivago y Lara Antípova.

Palabras, dirás

También el cine está lleno de grandes amores: Katie Moroski y Hubbell (en Tal como eramos), MIchel Marnet y Terry McKay (en Tu y yo), Robert y Francesca (en Los puentes de Madison)…  La dama y el vagabundo. Ficción, dirás.

Hasta la música está llena de grandes amores, como la historia de la princesa Turandot y Calaf, en la opera de Puccini.  …Letras, notas, dirás.

Pero yo lo he visto. En Verona, en la casa de Julieta, las historias de amor se levantan por las paredes como una hiedra inacabable que abrazara al mundo y, en su abrazo, le negara que sea verdad que estamos perdidos, que el amor se ha extinguido y que ya no quedan historias que hagan historia. 

champ4

Hace unos segundos que la aguja rompe el aire que se alza sobre el vinilo, los mismos en que yo he viajado de nuevo a aquella Verona a donde fui con los ojos tan abiertos que, por primera vez, dejé de mirar(te) y (me) vi… A medida que Sinead alza su vuelo triste, como un pájaro roto, tu nombre se expande desde el trastero de los recuerdos, tocándolo todo, reclamando con fuerza su sitio en las cosas. Hay temas que te traen de vuelta ineludiblemente y hoy, con la fragilidad de la O´Connor a flor de piel, abriendo las profundidades de los sentimientos, sería imposible esquivarte.

Quizás porque sigue sin haber nada como el zumo de naranja recién exprimido una mañana de sábado, como el chocolate una tarde cualquiera, como el sol acariciándote el pelo, como Edith Piaf acompañando un vino tinto, como los ojos de Fada, como Desayuno con diamantes, como Casablanca, como la opera, como Florencia…

Como tú (para mí).

Como yo (para tí)

Sí, las hay (historias de amor). Yo lo he visto incluso sin ir a Verona. En ti, en mí. En nosotros. Y pude tocarlo, y era tan verdad que no pudo ser historia, ni ficción, ni letra. Y, por eso mismo, se convirtió en la medida con la que comparar todo lo demás; pero ni todo lo demás junto alcanzaba, alcanza y, posiblemente, alcanzará. Será que, como en la canción, “since u been gone I can do whatever I want, I can see whomever I choose, I can eat my dinner in a fancy restaurant but nothing,I said nothing, can take away these blues `cause nothing compares… nothing compares to you”

champ5

Y mientras la impotencia, atada a una voz tan bella como triste, araña las cuatro paredes de esta habitación, resulta imposible no recordar ese primer plano de Sinnead O´Connor, quebradiza y delicada, como quebradizas y delicadas son las historias de amor.

Recuerdo entonces que quise elegirte libremente cada mañana y querer elegirte, de ese modo, cada día.

Elegir-TE, así, conjugado en presente y sin condicionales, para llegar a lo más lejos, a lo más alto, “a lo más” cuando el viento pactara con nostros una tregua y nos elevara a los cielos y, sobre todo, cuando se tornara fuerza desatada que nos empujara contra las rocas de un infierno en el que corrieramos el riesgo de quemarnos.

Cuando juntos fueramos más fuertes y, sobre todo, cuando nos volvieramos débiles de tanto querer. Cuando la vida fuera una fiesta y cuando las serpentinas y los globos desinflados cubriendo el suelo nos recordaran el naufragio momentáneo de la alegría.

Quise decidir que mi casa eran tus manos, porque en ellas hallaba paz; que mi dirección tus pasos, porque ellos sabrían el camino de esta desorientada sin remedio.

Elegirte, que era elegir tus manias para obviarlas, tus defectos para compensarlos, tus errores para perdonarlos.

Que era “tú” entre todos.

champ6.jpg

Fui incapaz: amar no es elegir, es todo lo contrario precisamente porque no se tiene capacidad de eleccion, ni  escapatoria, ni salvación. (Ni la quieres).

Es la conciencia de que eres tú no porque quiera sino porque no puedo dejar de querer. Por eso, no elegí que fueras mi casa ni mi camino…. pero no pude (ni quise) evitarlo aunque supiera el final de antemano; … aunque juntos fueramos, ya de inicio, quebradizos y delicados como las grandes historias de amor, como las mañanas claras de febrero, como Sinead O´Connor, … como esta balada que, a pesar de todo, dibuja en el aire notas tan bellas que te atrapan: tela de araña con hilos de oro.

champ7

El amor es irremediable. Inapelable, inexcusable, ineludible. Y no es que bajes las armas y te rindas, es que te vuelves bandera blanca en mitad de la oscuridad, es que te entregas desarmado, a pecho descubierto y con el pecho abierto,  Aunque, después, lo único que siga en pie sea Verona.

champagne 8

Sí, la historia está llena de grandes amores; ¿o es que no lo ves en estas letras que son de un amor que es historia y que ya sólo puede vivir en la ficción?

 

En la ficción (la de estos post, que sólo son cuentos que ya no cuentan para nada), y en las canciones porque en ellas …(aún) nada puede compararse a tí.

 

(Sinead O´Conor interpreta el tema originario de Prince y se convierte en la versión más famosa de este “Nothing compares 2”. Su aparente fragilidad y la profundidad del sentimiento con que canta se nos grabó en la retina a todos)

Since u been gone I can do whatever I want
I can see whomever I choose
I can eat my dinner in a fancy restaurant
But nothing
I said nothing can take away these blues
`Cause nothing compares
Nothing compares 2 u”

Autora: Be naïve

Blog: champagne para desayunar

CANCIONES DE LOS 90 Y ALGO MÁS

Posted on Actualizado enn

tarde

 

Os dejamos un nuevo podcats con algunas canciones de éxito del pop español de los 90 y clásicos de otras épocas.

<a href=”https://www.ivoox.com/musica-90-algo-mas-audios-mp3_rf_24146721_1.html&#8221; title=”MÚsica de los 90 y algo mÁs”>Ir a descargar</a>

APROXIMACIÓN AL BLUEGRASS: LOS GRUPOS.

Posted on

lewis

Continuamos con la serie de  entradas que nos ofrece nuestro amigo Eduardo De Frutos, en su sección , El Rancho de Eduardo  dedicadas al bluegrass, hoy nos habla de los grupos más destacados de este género.

Si en la entrada anterior nos fijábamos en los logros individuales del bluegrass, hoy abordaremos su espíritu colaborativo, tras la pista de tres importantes grupos que impulsaron el género. Cronológicamente, uno de los primeros que asomó la patita fue The Lonesome Pine Fiddlers, capitaneado por Ezra Cline y Curly Ray Cline, que provenían de una familia dedicada a la música. Como muestra de su trabajo, escuchemos Lost in this World (1962).

 

 

La formación de la que os voy a hablar ahora, New Grass Revival, revitalizó la música bluegrass en los años 70 y 80. Escuchemos dos ejemplos de su obra. En 1972, nos sorprendieron con una versión en clave bluegrass del clásico de Jerry Lee Lewis Great Balls of Fire.

 

 

Su mayor éxito fue, no obstante, la alegre Calling Baton Rouge, que incluyeron en su último trabajo, Friday Night in America (1989).

 

 

El siguiente grupo, The Lewis Family, combina a la perfección el bluegrass con el gospel; no en vano, son conocidos como “la primera familia del bluegrass gospel“. Empezaron a grabar para Starday Records en 1957 y, desde entonces, han editado cerca de 60 álbumes. En 2006 entraron en el Salón de la Fama de la Música Bluegrass. Os dejo con His Amazing Grace, de su disco So Fine (2000).

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog: River of country