IT’S A HEARTACHE

Posted on Actualizado enn

BONNIE_TYLER_ITS+A+HEARTACHE-79021

 

Esta tarde de verano transcurre plomiza, calurosa el aire casi se puede palpar. Las calles están solitarias, el sol estival hace que la gente se resguarde hasta la caída del sol, otros buscan aliviar los rigores del verano a la orilla de piscinas, ríos o los más afortunados en el mar.

Mientras coloco algunos papeles suena en la radio una vieja canción que me transporta al pasado, It´s a Heartache interpretada por Bonnie Tyler, este tema seria grabado por Tyler en 1977. Es una canción con una estructura muy sencilla, pero resulta agradable. Hacía mucho tiempo que no la escuchaba, por unos momentos me vienen a la cabeza recuerdos de niñez, tardes de merienda, juegos, largos veranos. Recuerdo la voz ronca y rasgada de Bonnie Tayler un estilo muy particular que alcanzó grandes cotas de popularidad a finales de los 70 y  principios de los 80.

 

 

La nostalgia me invade con esta música, no es que sea una gran canción pero para mí representa una época un periodo de mi vida, en la que no paraba de sonar en programas de radio y televisión. Po aquel entonces yo tendría poco más de 10 años, dulce etapa de la niñez que transcurre entre juegos, sueños, fantasías e ilusión. Estoy seguro que a muchos de vosotros os sucede algo parecido con canciones que van asociadas a una época concreta de vuestra vida, esa música que tiene sus propias imágenes.

Al terminar la canción, me pica la curiosidad y busco otras versiones de este tema y encuentro algunas interesantes como el de el joven cantante Irlandés Derek Ryan

 

 

Y encuentro otra que me parece extraordinaria, por el parecido con Bonnie Tayler, se trata del gran Rod Stewart con esa voz rota. Siempre asocie a estos dos cantantes, quizá por el parecido en el timbre de sus voces.

 

 

No podía faltar la versión de Juice Newton que alcanzaría un notable éxito

 

 

Abro la ventana el sol se acaba de poner, la tarde está en calma como suspendida las paredes y el asfalto irradian calor después de un día de sol intenso y abrasador, vuelvo a la realidad después de haber revivido por unos cortos pero intensos instantes recuerdos de niñez; aromas, sabores, colores, juegos… Las canciones nos pueden transportar a momentos y vivencias determinadas, esta es la grandeza de la música.

Anuncios

DULCES SUEÑOS

Posted on Actualizado enn

pasty

 

Continuamos con esta interesante sección que nos ofrece nuestro compañero Eduardo sobre la música country en el cine. Hoy nos habla de una de las mejores voces femeninas de este género, la de Pasty Cline y la película Dulces Sueños.

 

Siguiendo la estela de la película biográfica sobre Loretta Lynn, de la que ya hemos hablado en esta serie, esta cinta está dedicada a otra de las grandes del country, Patsy Cline, la primera mujer que ingresó en el Salón de la Fama de la Música Country y fallecida trágicamente, con poco más de 30 años, en un accidente de aviación.

Sweet Dreams (1985) fue dirigida por Karel Reisz y está protagonizada por Jessica Lange en el papel de la cantante –ella obtuvo la única nominación de la cinta–, bien escoltada en el reparto por Ed Harris. A diferencia del biopic de Loretta Lynn Quiero ser libre, en el que Sissy Spacek interpretaba las canciones, aquí Jessica Lange no canta, ya que se utiliza la voz original de Patsy Cline. La película arranca a mediados de los 50 y nos lleva hasta el accidente que le costó la vida.

La primera canción que canta Patsy Cline-Jessica Lange es San Antonio Rose, un clásico del country de 1940.

 

 

Todos los que querían llegar a algo en el country debían grabar versiones de Hank Williams, que había muerto en 1953. Patsy no fue menos y grabó Your Cheatin’ Heart y Lovesick Blues. Las dos aparecen en la banda sonora.

 

 

 

Seven Lonely Days fue escrita por Earl y Alden Shuman y Marshall Brown. Os dejo con la versión de Patsy Cline.

 

 

Harlan Howard y Buck Owens escribieron Foolin’ Around. Aquí la interpreta Patsy Cline.

 

 

Os dejo ahora con Sweet Dreams, el éxito de Patsy Cline que da título a la película y una de las últimas canciones que grabó antes de morir. Fue escrita por Don Gibson en 1955.

 

 

En la película también aparece algún tema de la época ajeno a la carrera de Patsy Cline. Por ejemplo, el instrumental Stranger on the Shore, del clarinetista Acker Bilk.

 

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog : River of Country

 

MÚSICA MÁS ALLÁ DE DESPACITO…

Posted on Actualizado enn

beethoven_810_500_55_s_c1

Hoy voy a tomarme la licencia y voy a hablar de un género que no suelo tratar habitualmente en El Gramófono, se trata de la música clásica. Como sabéis este blog es un tanto ecléctico y tan pronto hablo de un grupo de country rock como de música cubana, rancheras o incluso algunas veces de géneros más actuales como por ejemplo el indie. Y es que lo que busco en la música es que me transmita algo en cada momento sin importar ni el género ni el autor, precisamente lo grande de la música es que existe una gran riqueza y variedad de autores y géneros en los que encontrar algo que te ayude a canalizar lo que sientes en un instante o circunstancia determinada.

Aunque no suelo hablar mucho de música clásica, he de confesar que siempre me gustó, quizás influenciado por mi padre que siempre ha sido un enamorado de los grandes clásicos y quieras o no escuchar durante tu niñez y adolescencia este tipo de música al final te acaba calando. Cuando era joven también entre mis cintas de cassete tenia hechas algunas selecciones de mis temas favoritos de la música clásica. La música del Barroco me gustaba mucho por aquel entonces por su colorido y elegancia especialmente compositores como Albinoni, Corelli, Haendel y especialmente el gran Antonio Vivaldi, también sentí especial atracción por El Romanticismo, un movimiento en el que se confiere una gran importancia a los sentimientos, la creatividad y quizás una de las palabras que mejor definen a este movimiento cultural es la nostalgia, ese sentimiento que todos llevamos de añoranza, ausencia, pérdida de personas o situaciones concretas de nuestras vidas de tiempos pasados, etapas pretéritas que nunca volverán, momentos, instantes que recordamos con sensaciones entremezcladas entre alegría, tristeza y melancolía.

Podría seguir hablando de otros autores y movimientos que me gustan, dentro de la música clásica, pero hoy me quiero detener en el romanticismo musical y concretamente en un autor que estuvo a caballo entre dos épocas dentro de la música, se trata de Beethoven compositor entre el clasicismo y el romanticismo, dentro de este último os quiero dejar una de mis obras favoritas, se trata del concierto Nº5 para piano en Mi bemol mayor Op. 73 y  más concretamente el segundo movimiento “Adagio un poco mosso” Según mi criterio, no muy experto en este tipo de música, este movimiento es de una extraordinaria belleza, en el mismo se establece un diálogo sereno entre piano y orquesta, un movimiento lento, pausado, evocador, nostálgico y sosegado.

Este concierto conocido popularmente como “El Emperador” seria el último de los conciertos para piano que compondría Beethoven y estaría dedicado a Rodolfo de Austria.  Sería escrito en Viena entre 1809 y 1811. Una auténtica joya os invito a que lo escuchéis.

 

LA PUERTA DE ALCALÁ

Posted on Actualizado enn

PUERTA

 

De nuevo nuestro colaborador Alberto rebuscando en su desván nos trae música muy interesante.

LA PUERTA DE ALCALÁ

Esta semana me gustaría escribir sobre una canción que aunque la hizo famosa Ana Belén, en realidad fue una genial creación (a mi parecer) del grupo madrileño “SUBURBANO”. Luis Mendo y Bernardo Fuster formaron  la banda en 1979 en Vallecas (Madrid).

La puerta de Alcalá nació según el propio Mendo en declaraciones al diario El País de la siguiente manera: “Pues nació de una noche de borrachera en casa de Paco Villar (el marido de la directora de cine Azucena Rodríguez). Éste se lió con Bernardo Fuster a escribir coplas y empezaron a vacilar y, al final, se metieron en serio con la letra de, La Puerta de Alcalá. Luego, yo le puse la música y Ana Belén la comenzó a cantar y la incluyó en un disco suyo”.

 

 

Me gustaría que disfrutaseis de ésta versión “original”

 

 

Genial, ¿verdad?

Acababa de morir Enrique Tierno Galván y la movida madrileña estaba en auge.

Éste grupo no sólo tiene a sus espaldas la popular canción, escribieron música para el cine; La viuda negra, de Chus Gutiérrez (1991), Chicas de hoy en día, de Fernando Colomo (1991), Makinavaja, el último choriso, de Carlos Suárez (1992) y muchas más. También compusieron para series de tv: Colegio mayor (1993), Makinavaja, de José Luis Cuerda (1995 y 1996), Ana y los 7, de Jaime Botella (2002) entre otras.

Pero en realidad hoy sólo quería reivindicar la autoría de tan extraordinaria pieza para sus verdaderos padres.

 

 

 

 

 

GRACIAS Y FAVORES

Posted on

gracias

Continuamos con una nueva entrega de nuestro compañero Eduardo De Frutos sobre el country en el cine, en esta ocasión nos habla del film “Gracias y favores” dirigida por Bruce Beresford y protagonizada por Robert Duvall en 1983

GRACIAS Y FAVORES

Al igual que la anterior, esta cinta, estrenada en 1983, es sobre un cantante de country ficticio. Robert Duvall, que mereció el Oscar por su papel, no solo dio vida al protagonista, sino que también se atrevió a escribir e interpretar alguna canción para la película. Una de ellas fue I’ve Decided to Leave Here Forever. Os dejo con ella.

 

 

It Hurts to Face Reality, que aquí canta Robert Duvall, fue compuesta por Lefty Frizzel.

 

 

Ferlin Husky popularizó The Wings of a Dove, obra de Bob Ferguson. Robert Duvall la interpreta con la que entonces era su mujer, Gail Youngs.

 

 

Me despido con Craig Bickhardt y su tema You are what love means to me.

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog: River of Country

 

 

 

 

 

 

VIAJAR

Posted on Actualizado enn

viajar

 

Viajar es algo que a todos o a casi todos nos gusta, sentimos interés por conocer otros lugares, gentes diferentes, costumbres, paisajes. Aunque cuando viajamos tratamos de alguna manera  salir de la rutina. Hay una frase que siempre me gustó que dice “Viajar es huir del sitio de donde se parte” y es que necesitamos, de vez en cuando escaparnos de nuestra cotidianeidad, del día a día que nos atrapa, sin dejarnos adivinar que hay más allá de nuestro monótono mundo.

Quizás uno de los mayores atractivos del viaje es este en si, como decía el escritor americano Louis L’Amoru “Lo importante no es el fin del camino, sino el camino”. Quien viaja demasiado aprisa se pierde la esencia del viaje”. De camino hacía nuestro destino atravesamos lugares de paso en tierra de nadie que observamos desde la ventanilla a mitad de camino. Lugares que parecen interesantes y que nos prometemos visitaremos con mayor detenimiento, aunque luego nunca lo hagamos, pueblos, paisajes y gentes que de alguna manera ignoramos, ya que estos no son nuestro objetivo, pues ya tenemos programado un destino.

Cuando viajo en carretera, me gustan estos sitios de paso; pueblos, bares de carretera, gasolineras, cuando me detengo en ellos puedo observar a los viajeros que van de paso, cargados de maletas, unos con la ilusión de conocer nuevos destinos, otros con ganas de llegar a ese destino conocido, donde encontrar esos días de relax necesarios para afrontar el día a día, ese paraíso en la costa o quizás ese pueblecito de donde salimos hace años al que necesitamos volver para encontrar la calma y alimentar nuestros recuerdos de niñez.

Ahora que se acerca el verano a buen seguro que muchos tendrán preparado un destino al que viajar para conocer nuevos escenarios, otras formas de vida, gentes y costumbres muy diferentes a las nuestras, en definitiva en descubrir nuevos mundos más allá del nuestro. Hace poco hice a pie algunas etapas del conocido Camino de Santiago y me fascinó esta manera de viajar, en la que existe un destino final, pero el auténtico viaje está en la etapa que se hace cada día, dándote la oportunidad de sumergirte en el propio camino, detenerte en los pequeños pueblos que encuentras a tu paso, parar a observar los extraordinarios paisajes., Un viaje  en el que no solo importa el destino sino la vivencia de cada etapa, por todos los lugares por los que pasas, rincones que de otra manera nunca conocerías, quizás un camino demasiado masificado, sobre todo en las fechas que vienen, pero existen otros muchos caminos, posiblemente no tan populares, pero con la misma filosofía, disfrutar del propio recorrido, aunque lo que menos importe sea el destino final.

En la música hay ciertas canciones que yo particularmente asocio con viajes, aunque algunas no tengan nada que ver, pero yo las llamo canciones viajeras, os dejo una pequeña muestra.

 

Tom Petty Learning to fly

 

 

Miguel Rios. el blues del autobus

 

 

Willie Nelson. on the road again

 

 

Bright eyes. another travellin’ song

 

 

steppenwolf. born to be wild

 

 

Lynyrd Skynyrd. Sweet home Alabama

 

 

 

¡Buen viaje!

EL AVENTURERO DE MEDIANOCHE

Posted on Actualizado enn

Continuamos con la serie de entradas que nos ofrece nuestro compañero Eduardo De Frutos, sobre el country en el cine, hoy nos descubre algo que yo y seguro que muchos de vosotros desconocía, la pasión por la música del gran Clint Eastwood. 

El-aventurero-de-medianoche

EL AVENTURERO DE MEDIANOCHE

La película de hoy sobre el country fue dirigida por Clint Eastwood, cuya pasión por la música –en especial por el blues, el country y el jazz– no es conocida por todos, aunque ya ha sacado cuatro álbumes.

En El aventurero de medianoche, Honkytonk Man, rinde tributo al country mediante la historia de un cantante enfermo, inspirado levemente en la vida de Jimmie Rodgers. El protagonista descubre los secretos del country y de la vida a su sobrino, interpretado por Kyle Eastwood, el hijo de Clint. La película cuenta, además, con la colaboración estelar de Marty Robbins, en la que fue su última aparición en la pantalla antes de morir.

Clint Eastwood y Marty Robbins cantan a dúo Honky Tonk Man. Aunque se aprecia el esfuerzo del primero, su voz no tiene nada que ver con la Marty Robbins.

En When I Sing About You el protagonista reconoce que el único momento en el que se siente bien es “cuando canto sobre ti”. Escuchemos a Clint Eastwood.

Otra composición de Eastwood para la película es No sweeter cheater than you. Termino por hoy con ella.

Eduardo De Frutos

Autor del blog:  River of Country