FITO CABRALES

FITO CABRALES, CORAZÓN Y HUESOS

Posted on Actualizado enn

fito

Adolfo Cabrales, más conocido como Fito, se ha convertido en un referente en el panorama musical en España. Este músico bilbaíno de pelo rapado, cuerpo menudo unido a su inseparable guitarra, ha ido evolucionando en su ámbito personal y musical. Supo reconducir su vida después de un tiempo enganchado a las drogas y eligió seguir con su pasión y a la vez profesión, la música.

Después de una juventud nada fácil, dejó su trabajo como camarero en un prostíbulo, o como dice el propio Fito, le gusta más la denominación, barra americana. Se unen una serie de amigos de su barrio para formar, a finales de los ochenta, un grupo de rock, con un estilo apartado del rock radical vasco, que tan en boga estaba en ese momento. Ellos se decantarían por un tipo de rock más clásico, tomando como referentes a bandas españolas como Leño u otras extranjeras como: Status Quo o AC/DC, entre otras. La banda en cuestión se llamaría Platero y Tú, alcanzando bastante notoriedad en este género, durante los 90, con canciones como: El roce de tu cuerpo, Hay poco Rock and Roll o Tras la barra.

A finales de los 90 Fito, crea de forma paralela a Platero y Tú, la banda Fito y los Fitipaldis, ambas coexistirán durante algún tiempo, pero finalmente Platero y Tú se disolverá y Fito se centrará en su nuevo grupo Fito y los Fitipaldis, con un estilo que dista mucho al de su anterior banda rockera. Este giro hacía un nuevo estilo musical más intimista y pausado, le costará no pocas críticas por parte de los puristas del rock. Quizás el secreto del éxito de Fito y los Fitipaldis, está en su madurez. Fito hace canciones que hablan de la vida, muchas con tintes autobiográficos narra su pasado con  las drogas, como en el tema, Corazón oxidado en la que nos habla de su adicción al speed. En esta nueva etapa Fito abre su alma a la música y cuenta las miserias, penas y alegrías de su vida y de nuestras vidas. En Fito y los fitipaldis, aún se atisban las raíces roqueras, en algunos temas, con influencias de la última etapa de su anterior agrupación Platero y tú.

En 2001 Fito trabajará en la grabación de un disco, junto al placentino Robe Iniesta, en el que ambos interpretarán temas del poeta Manolo Chinato, bajo el titulo Extrechinato y tu. En 2004 llegaría uno de los temas más conocidos y de mayor éxito del grupo-Soldadito marinero-incluido en el álbum, lo más lejos a tu lado. Una bonita balada que tiene como protagonistas la tristeza y el amor. A partir de aquí Fito y los Fitipaldis continúan con una vertiginosa carrera hacía el éxito, con canciones con grandes influencias del blues, otras más rockeras, con la guitarra como principal protagonista, así como el  profundo sentimiento que las imprime Fito Cabrales.

Canciones como; entre las vías, corazón oxidado, me equivocaría otra vez o pájaros disecados, entre otras muchas. Son canciones que nos hablan de la tristeza, del amor o de la propia existencia. Si nos fijamos Fito Cabrales menciona muy  a menudo en sus canciones al corazón y los huesos, quizás porque nos abre su corazón a la música, a sus propias vivencias en un pequeño cuerpo en el que seguirá cantando mientras le aguanten los huesos.

 

Siempre estoy soñando