musica country

GRACIAS Y FAVORES

Posted on

gracias

Continuamos con una nueva entrega de nuestro compañero Eduardo De Frutos sobre el country en el cine, en esta ocasión nos habla del film “Gracias y favores” dirigida por Bruce Beresford y protagonizada por Robert Duvall en 1983

GRACIAS Y FAVORES

Al igual que la anterior, esta cinta, estrenada en 1983, es sobre un cantante de country ficticio. Robert Duvall, que mereció el Oscar por su papel, no solo dio vida al protagonista, sino que también se atrevió a escribir e interpretar alguna canción para la película. Una de ellas fue I’ve Decided to Leave Here Forever. Os dejo con ella.

 

 

It Hurts to Face Reality, que aquí canta Robert Duvall, fue compuesta por Lefty Frizzel.

 

 

Ferlin Husky popularizó The Wings of a Dove, obra de Bob Ferguson. Robert Duvall la interpreta con la que entonces era su mujer, Gail Youngs.

 

 

Me despido con Craig Bickhardt y su tema You are what love means to me.

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog: River of Country

 

 

 

 

 

 

COUNTRY Y CINE

Posted on Actualizado enn

nashville-1975

Nuestro amigo y colaborador Eduardo De Frutos dentro de su sección, El Rancho de Eduardo, vuelve de nuevo para hablarnos de sus dos grandes pasiones, la música y el cine, dentro de una serie de entregas, bajo el título Country y cine, en la cual nos hablará de películas cuya temática y contenido esta relacionada con este género musical. Una vez más Eduardo nos acercará a este interesante estilo musical.

COUNTRY Y CINE: NASHVILLE

A lo largo de las siguientes entregas, hablaremos de películas cuyo argumento está relacionado de alguna manera con la música country, y tendremos ocasión de escuchar extractos de su banda sonora. Voy a empezar, siguiendo un orden cronológico, con Nashville, una película de Robert Altman de 1975, que llegaría a nuestras pantallas al año siguiente.

Como sugiere su título, se desarrolla en la meca de la música country. Se trata de una película coral, sin un claro protagonista, en la que se narra la historia de varias personas a lo largo de cinco días, relacionadas todas ellas con el mundo de la música.

Le fue muy bien en la temporada de premios. Tuvo cinco  nominaciones a los Oscar y ganó una estatuilla a la mejor canción, así como once candidaturas a los Globos de Oro, de los que ganó uno, también a la canción. Pero hinquémosle el diente ya a su banda sonora…

Escuchemos, en primer lugar, la primera canción de género country que se llevó el Oscar a la mejor canción original. I’m Easy es una balada escrita e interpretada por Keith Carradine en la que el narrador confiesa estar tan enamorado de su pareja que no se siente capaz de oponer resistencia a ninguno de sus deseos, pero, al tiempo, teme que su carácter acomodaticio le haga sufrir: “No me lleves a ningún sitio donde no haya nadie para recogerme; me duele recordar las veces que he llorado”.

 

 

El tema con el que se abre y se cierra la película es It Don’t Worry Me, compuesta por Keith Carradine. El protagonista es un tipo optimista a quien no le preocupan los pequeños reveses de la vida, los impuestos ni la crisis económica (“La economía está deprimida, yo no”). Por supuesto, tampoco le importa lo que puedan decir de él: “Puede que digas que no soy libre pero no me preocupa”.

 

 

La contribución de Karen Black a esta banda sonora fue Memphis, en la que una mujer confía en que aparezca alguien que le salve de seguir desmoronándose cada vez más.

 

 

La actriz Ronee Blakey compuso My Idaho Home, donde evoca su niñez en Idaho.

 

 

Un año después del estreno, se celebraba el 200 aniversario de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, lo que fue aprovechado por el equipo para incluir una canción patriótica sobre este tema. El actor y compositor Henry Gibson fue el encargado de cristalizar ese sentimiento en 200 Years, en la que se dice que “algo debemos haber hecho bien estos últimos 200 años”.

 

 

Eduardo De Frutos

Autor del blog: River of Country

EN LA QUIETUD DE LA NOCHE I

Posted on Actualizado enn

funwestc-1528 (1)

Volvemos a contar con la inestimable colaboración de nuestro compañero Eduardo De Frutos, autor del blog ,The river of country. En esta ocasión nos trae una serie de entradas con canciones relacionadas con “la noche” como tema principal dentro de la música country.

En la quietud de la noche (I)

En el blog El Gramófono su responsable, Ángel Maíllo, repasaba días atrás algunas canciones muy relevantes de diversos estilos musicales relacionadas con el ámbito de la noche. Pues bien, en esta serie me propongo hacer lo mismo pero centrándome en las canciones country. La noche es tiempo para reflexionar, para enamorarse, para sentir tristeza, para divertirse, para tener citas secretas… Las posibilidades, como veremos, son infinitas. La selección que os propongo se presenta por orden cronológico.

Empezamos en la Segunda Guerra Mundial con Each Night at Nine, escrita por Floyd Tillman en 1944. Por el tema que trata, no es extraño que arrasara entre las tropas. Un soldado recuerda a su familia y le pide a su mujer que piense en él cada noche a las nueve para sentir así su cercanía.

Allá por los años 50 el padre de la música bluegrass, Bill Monroe, compuso Dark as the Night, Blue as the Day. En 2011, para conmemorar el centenario de su nacimiento, la discográfica Rounder Records le dedicó un disco de homenaje, A Classic Bluegrass Tribute, en el que varios artistas interpretaban sus temas. Este en concreto fue cantado por Michael Cleveland, Dan Tyminski y Vince Gill.

Night Life es una obra de Willie Nelson de 1960. En aquella época Willie trabajaba para D Records y su dueño, Harold –Pappy– Daily, se negó a que Nelson la grabara, ya que no la consideraba lo suficientemente country. Nelson vendió los derechos y fue Ray Price quien le puso voz y la convirtió en un éxito. Otros artistas fuera de la esfera country la han versionado después, así B. B. King, Frank Sinatra o Aretha Franklin. Willie Nelson la grabó ya para otro estudio, RCA Victor, en Country Willie – His Own Songs (1965).

El cantautor canadiense Gordon Lightfoot fue el responsable de Song for a Winter’s Night, que grabó por primera vez para su álbum The Way I Feel (1967). Por cierto, una nueva versión aparece en la banda sonora de Milagro en la ciudad (1994). El narrador anhela compartir una noche de invierno con su amada.

Autor: Eduardo De Frutos