EL BAJO INSTRUMENTO SUBESTIMADO

Posted on Actualizado enn

BAJISTA

Existen instrumentos muy populares por ser muy utilizados como elemento principal en bandas y orquestas, como pueden ser la guitarra o los teclados. Pero sin embargo hay otros que pasan inadvertidos y son fundamentales en la formación de cualquier banda. Hoy quiero referirme al bajo, instrumento con gran importancia, ya que este supone la base rítmica y armónica que dará las pautas a seguir al resto de instrumentos que componen la banda.

El bajo pasa en la mayoría de las ocasiones desapercibido a nuestros oídos, ya que este suele ser un elemento de acompañamiento rítmico, nos fijamos más en los solos de otros instrumentos como la guitarra o piano, por ejemplo, sin reparar en la importancia del bajo.

El bajo no sólo es un instrumento de cuerdas que normalmente podemos ver en cualquier banda de rock o pop. Esta denominación la podemos extrapolar a cualquier instrumento que hace dicha función como el bajo acústico, eléctrico o contrabajo por ejemplo.

Aunque el bajista suele ser un músico subestimado, en la historia de la música más reciente, hemos tenido y tenemos grandes bajistas reconocidos por su virtuosismo vamos a nombrar algunos de ellos como ejemplo.

Flea

Bajista australiano conocido como componente de la banda Red Hot Chilli Peppers

 

Cliff Burton

Fue muy popular como bajista de Metálica, clasificado como uno de los mejores de la historia según la revista Rolling Stone

 

Rogers Waters

Este músico británico es conocido por ser uno de los fundadores del grupo Pink Floid y bajista del mismo.

 

James Jamerson

Es considerado como uno de los bajistas más influyentes de la música moderna. Fue músico de la compañía Motown Records, aunque nunca aparecería en los créditos de las grabaciones en las que colaboraba.

 

John Patitucci

En el mundo del jazz, la figura del bajista es de suma importancia, John Patitucci es un músico americano conocido por ser uno de los mejores bajistas de jazz.

 

Marcus Miller

Es otro conocida bajista de jazz, llegó a tocar con el propio Miles David

 

Lee Rocker

No debemos olvidar otro instrumento que hace las funciones de bajo, el contrabajo, muy importante en diversos estilos musicales, desde la música clásica, el rock o el jazz entre otros. Lee Rocker es un referente de este instrumento en el rock.

 

Jaco Pastorius

Hemos dejado para el final uno de los mejores bajistas de la historia el músico y compositor Jaco Pastorius, siendo uno de los pioneros en la utilización del bajo eléctrico.

 

La lista de grandes bajistas sería interminable, he querido traer simplemente una pequeña muestra donde queda constatado el virtuosismo de estos músicos, en este caso queda demostrado por los solos que estos interpretan. Aunque en la mayoría de las ocasiones el bajo queda relegado a segundo plano como un instrumento que sirve como guía rítmica al resto de los componentes de la banda haciendo una labor muy importante que puede pasar inadvertida, pero supone un pilar básico en la estructura musical de un grupo.

MI PEQUEÑA GUITARRA

Posted on Actualizado enn

ukelele-soprano-mahimahi-ms-7g

He de reconocer que soy un músico frustrado, siempre soñé con poder tocar un instrumento, interpretar a través del mismo mis temas favoritos, poder expresar mis sentimientos activamente sacando melodías y acordes.

Aunque lo he intentado más de una vez y toco alguno de oído, mi inconstancia y torpeza han hecho que desistiera en el intento, por eso siento verdadera admiración por los músicos, aunque sean simples aficionados, ya que dominar un instrumento medianamente bien requiere años de estudios y ensayos.

En los últimos tiempos he sentido interés por un pequeño instrumento muy exótico que se ha puesto  muy de moda, aunque esto último es lo que menos me gusta, ya que no soy muy dado a ir con  las modas, todo lo contrario trato de huir de ellas. Sentía curiosidad por el ukelele con su sonido agudo, alegre, festivo y por la versatilidad del mismo. Este instrumento que adoptaron los habitantes de Hawái en el siglo XIX fue llevado a las islas por inmigrantes portugueses, el antecesor del ukelele es el cavaquinho, muy utilizado en la música tradicional portuguesa y brasileña.

El Ukelele se haría muy popular por la interpretación del cantante Hawaiano Ismael Kamakawivo’ole por la versión que este hiciera de las canciones Over the rainbow y what a wonderfull world acompañado por este pequeño instrumento.

 

 

En este verano quise despejar la curiosidad que sentía sobre este instrumento y me puse a buscar a través de la red información y precios de ukeleles y cuál sería mi sorpresa cuando descubrí que por pocos euros podía hacerme con ukelele para intentar probar suerte,  ya que siempre se ha dicho que este es un instrumento fácil de aprender a tocar, relativamente, y sino por el precio que tenía siempre podía servir para adornar algún rincón de la casa, ya que estéticamente es gracioso y decorativo.

Por fin me llego el ukelele, me gustó, aunque era consciente que por el precio que había pagado por el, su calidad no debía ser muy alta pero quería tomar contacto con el instrumento. Practicando y  viendo diferentes tutoriales comencé a sacar tímidamente algunos sonidos agradables de esta diminuta guitarra, comencé a enviciarme y cada vez me gustaba más, pero a medida que avanzaba notaba que el sonido no era limpio ni nítido ni siquiera parecido al de los tutoriales que veía en la red, ahora es cuando me empezaba a dar cuenta de la pésima calidad del instrumento, era lo lógico por 25€ no podía pedir nada más. Pero mi afición por el ukelele iba creciendo cada vez más, necesitaba otro de mejor calidad para seguir con mi periodo de aprendizaje.

Aprovechando un viaje a Madrid me personé en una tienda especializada exclusivamente en ukeleles, pedí consejo al dependiente que me explico y mostró varios instrumentos, al oír el sonido de estos, me enamoré de ellos, era el auténtico sonido hawaiano, exótico, alegre y festivo del ukelele. Salí de la tienda con un mi flamante ukelele de caoba en una extraordinaria funda acolchada, por unos momentos me sentí en la piel de un músico por las calles de la urbe con mi pequeña guitarra, aunque sólo era un inocente aprendiz de pueblo. Desde entonces practico de forma libre con mi ukelele y ya suenan tímidamente algunos acordes de mis canciones favoritas con los que disfruto interpretando, a mi manera temas que me gustan, todo un lujo. Aunque me queda muchísimo por aprender me ha supuesto una satisfacción personal lograr hacer sonar algunos acordes en mi pequeño y precioso ukelele, ya que no pretendo tocar para nadie sino para mi propio regocijo y disfrute.

Últimamente podemos escuchar el ukelele como instrumento de acompañamiento en diferentes grupos de música pop e indie. Incluso está muy bien visto entre algunas tribus urbanas como los Hspter tocar este instrumento, no es mi caso, y espero que pronto pase de moda, ya que no me gusta a ir con estas corrientes no vaya a ser  que me confundan con alguno de estos movimientos tan modernos, ya que yo soy más antiguo que el aire.

Eddie Vedder

Paul Mcarteney

 

Jake Shimabukuro, uno de los mejores interpretes de este instrumento

 

Ricardo Arjona

COME AWAY WITH ME

Posted on Actualizado enn

SECCIÓN CHAMPAGNE Y MÚSICA DE FONDO

“2º POST EN COLABORACIÓN CON EL BLOG  CHAMPAGNE PARA DESAYUNAR

champagne

Me callas con un beso, mientras el cigarro se consume y el primer café de la mañana se nos ha hecho mediodía. Podríamos perder la noción del tiempo, que dejara de salir el sol los días pares, y no importaría en absoluto; no alteraría el orden perfecto en que se sucede lo importante: tú, yo; yo, tú. Universo perfecto.

Me callas con un beso y me das la espalda y te veo, como tantas veces, acercarte al gramófono; tu espalda lleva aún las marcas de mis dedos dibujando símbolos tribales sobre ella y del carmín de mis labios sedientos, que han bebido de ti; y, desde la distancia, me sigue pareciendo que su contorno y el de la mía se dibujaron de un sólo trazo.

image2

Retiras el vinilo, alargas la mano, tanteas al azar otro que lo sustituya y levantas la aguja suavemente. Apenas te detienes un segundo esperando: Norah Jones. Tu cabeza asiente imperceptiblemente, la mía copia el gesto, reflejo de ti, justo en el momento en que se abre paso ese ruego leve, ese “Come away with me”, un canto de sirena que no implora, que simplemente enuncia una realidad contra la que no cabe resistencia alguna, con una voz tan dulce y serena que sustraerse a ella sería imperdonable.

Y es que, en ese preciso instante, los dos hemos vuelto a vernos, exhaustos, el corazón desollado, los ojos en los ojos preguntando si avanzar o retroceder, midiendo las fuerzas, la valentía, tanteando la dimensión del abismo, el de quedarse en tierra firme quiero decir, que el vacío de saltar jamás pudo compararse al helor de permanecer quieto … sin ti, sin mí.

Ninguno de los dos fuimos nunca de sangre fría, pero juntos ardíamos y a punto estuvimos de consumirnos en el infierno, faquires de un amor incandescente del que había que huir o morir en el intento. Difícil encrucijada que resolviste encontrando la solución a la ecuación: quererse como niños, amarse como adultos.

Me enternece recordarte ahora, en una mano los miedos, apenas atados con la cuerda con la que habías puesto el reloj en hora, latiendo vivos, tratando de ganar posiciones; en la otra, con pulso tembloroso, tu futuro. Podía reconocerlo sin lugar a dudas; al fin y al cabo pasé mis dedos por él mil veces mientras lo unía milimétricamente al mío. Jamás un hombre fue tan atractivo como tú, dividido, roto en dos, pero cierto, frente a mí, entregando lo más valioso que se puede entregar, el miedo y la voluntad tozuda de no darle tregua y apostarlo todo aunque se pierda.

Te imaginé sopesando, bordeando la línea, sintiéndola un precipicio al que saltar se convertía… quizás en todo, quizás en nada, como una moneda al caer: cara o cruz.

image3

Y rompiste a hablar. Porque tu voz quebró, rompió, la inercia que nos empujaba a protegernos de las llamas, abocándonos a una vida templada de amores templados. Tu voz salía de la trinchera, sin fusil, no para rendirse sino para ganar, para ganarme con una sola palabra:

Ven.

Quise decirte…que recordaras que me gusta hacer castillos en el aire y dejarlos suspendidos mientras todo pasa por debajo, que tropiezo una y mil veces con la misma piedra. Y también con la realidad. Que, si unes la linea que hay entre mis huellas, verás que tiende la mitad más una de las veces a la utopía.

Que no soy práctica, ni puntual, ni ordenada. Que las únicas monedas que me interesan son las de cambio … para negociar besos; que en mis noches en vela me he aprendido los colores del arcoíris y cada palabra que me escribiste.

Que no sé coser, aunque sabría unir tus heridas con hilo de plata si me dejaras.

Que soy incapaz de encontrar la dirección correcta a ninguna parte, salvo a ti, que me la sé de memoria por tierra, mar y aire. Que si cierro fuerte los ojos, aún no te has ido y que podría dibujar toda la noche símbolos tribales sobre tu espalda sin ceder al sueño. Que jamás te necesitaré pero que puedo quererte para siempre.

Que me equivoco más de lo que la paciencia podría soportar. Que soy irremediablamente imperfecta. Y tuya.

Pero no hizo falta.  Ven, repetiste… Conmigo. Zanjaste.  La moneda había caído de cara. Y en ese instante tú, TÚ, te convertiste en mi latitud, en mis coordenadas.

 

Voy.

Y ahora Norah Jones derrama esa súplica por el salón, demorándose en la piel del sofá y en la de nuestros cuerpos y, mientras nos envuelve mansa pero pertinaz, los dos recordamos que tú supiste, quisiste y pudiste conjugar el verbo amar en su más pura expresión: Ven. Y yo, haciendo reciproco tu coraje, fui.  …

image005

Era una noche calurosa, de julio, aquella en que en un intermedio del intermedio de nuestras vidas, decidimos ser un contigo, y no un sin ti.

Sonrío, pensando en esas breves e inocuas decisiones del día a día, como cambiar un vinilo por otro. Sonrío porque recuerdo que sí, que te cosí las heridas con hilo de plata y que jamás aprendí a ser ordenada y que, precisamente por eso, mis discos no están colocados en orden alfabético, como los tuyos, y que al lado del de Norah Jones olvidé algún día aquel de la Chapman con el que, incapaces de decir lo siento, te amo, quédate a mi lado, habríamos cedido al miedo: Baby can I hold you. Inevitable imaginarlo con la capa de polvo del olvido, la misma que cubre lo que pudo haber sido y no fue, solo que en esta oportunidad lo que sí fue era lo inevitable. Porque hay amores que son eso, inevitables.

Te giras, me miras y sé que el infierno queda en la esquina de una calle que ya no me pilla de paso, porque pronuncias mi nombre y me llamas (Come away with me…) mientras tus pasos gravitan hacia mí, y converges, y convergo. Y podríamos perder la noción del tiempo, que el sol dejara de salir los años pares, y no importaría.

 

Come away with me… 

Y yo a tí. 

 

 

Autora: Be naive

Blog: Champagne para desayunar

SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO

Posted on Actualizado enn

sueño

En las cálidas noches de verano con el cuerpo empapado en sudor, las luces de las farolas anaranjadas de la calle iluminan mi cuarto, mi ventana está abierta de par en par con la esperanza de que llegue la tímida brisa del alba. En estas noches es difícil conciliar el sueño, finalmente después de muchas vueltas el sueño me vence, la oscuridad de la noche y su silencio que tan solo irrumpen el canto intermitente de los grillos, se ilumina en una atmósfera limpia llena de colores en el que dominan el dorado de los campos con un suave balanceo acompasado de la hierba movida por un ligero viento del sur. Percibo olores que evocan mis recuerdos, a hierba recién cortada, a tierra mojada o aquellos guisos a fuego lento que inundaban todo el portal y escaleras de mi vecindario.

Paseo por el camino rodeado de naturaleza, el sol ilumina con fuerza, debe ser ya mediodía pero no siento calor. Voy andando sin nada, no llevo equipaje ni tampoco  ningún elemento electrónico que pueda perturbar este momento, sin embargo escucho música mientras camino, esta está integrada dentro del paisaje, escucho una balada, es loving arm un clásico de Tom Jans interpretada por tres dulces voces femeninas Dixie Chicks

Camino ligero sintiendo la suave brisa en mi rostro, por un momento me resultan familiares los paisajes y el instante, como si de una fotografía se tratase, me parece haber vivido ya este momento, una especie de dejá vu pero no logro recordar. Me siento bien sin los fantasmas y miedos cotidianos que me asaltan a diario, tengo la misma sensación que cuando era un niño amparado bajo el manto protector de mis progenitores, ajeno a las responsabilidades o problemas. ¡Volver a ser un niño!…

Con la inocencia más graciosa, que apaga el tono de la rosa, con ese brillo que te vuelve un niño, llegaste como si tal cosa..

Siento sensaciones que hacía tiempo no experimentaba, ilusiones olvidadas que rememoro y me trasladan a otros tiempos. Me cruzo con gente en mi camino que me saludan con un gesto, me infunden serenidad, tranquilidad con sus rostros amables, todo a mi alrededor es maravilloso, siento que estoy en un mundo ideal donde no existe ese lado oscuro, ese poso de maldad inherente a la condición humana  “Un mundo maravilloso”.

Sigo mi camino ligero de equipaje, se une a mí un perro que salta y corretea alegre mientras me sigue. Paso al lado de una casa de madera, en una cuerda se balancea suavemente ropa con un blanco intenso olores a jabón a ropa recién lavada a aceite caliente a perfume de mujer a geranios, limón  a flores un sinfín de sensaciones,  de olores evocan los recuerdos de mi niñez y a la figura de una madre.

La luz que iluminaba todo se va apagando mi ligereza, mi bienestar repentino y las gratas sensaciones que estaba sintiendo se van apagando poco a poco, vuelven a mí las preocupaciones, los sentimientos y miedos de siempre, la luz se vuelve oscura, despierto empapado en sudor sobresaltado después de una experiencia tan extraordinaria con el único consuelo de volver a soñar este sueño.

BUDDY JEWELL

Posted on Actualizado enn

buddy jewell

He descubierto a un cantante de country, para mi desconocido, gracias a los viajes veraniegos que suele realizar mi sobrino a Estados Unidos, el cual siempre me suele traer un obsequio musical. En este caso de Nashville ciudad importante para la música country cuna del sonido countrypolitan o Nashville del cual Chet Atkins sería uno de los mayores precursores. En esta ocasión me trajo un Cd de Buddy Jewell, cantante nacido en Arkansas en 1961 y que saltó  a la fama gracias a ser el ganador de un reality musical dedicado al country llamado Nashville Star. Aunque nunca me han gustado demasiado estos concursos musicales que tan de moda están, la música de Buddy Jewell me ha sorprendido con su voz potente, cálida y a la vez versátil para baladas o canciones con más ritmo.

Aunque Jewell, tiene una extensa trayectoria musical, no fue hasta el año 2003 al ser el ganador del concurso televisivo, cuando se daría a conocer ante el gran público, obteniendo además muy buenas críticas de la prensa especializada. Precisamente el disco que me han traído es su disco homónimo, primero después de ganar Nashville Star, en el que cabe destacar el dúo con la cantante Miranda Lambert del clásico del country Today I started loving you again, escrita por Merle Haggans y Bonnie Owens, este tema en cuestión, está muy bien interpretado por la dulce voz de Miranda que casa perfectamente con la de Buddy Jewell con el cual alcanzarían lo más alto de las listas de éxitos.También destacan en este disco  baladas de calidad como Sweet sourtherm confort. En definitiva creo que es un cantante que merece la pena escuchar por su calidad musical, después de saltar a la fama con el reality Nashville Star ha seguido grabando discos convirtiéndose en un referente de la música country, actual, sin olvidar a los grandes maestros de este género, prueba de ello es el álbum que lanzó el pasado año titulado My Father’s country en el que interpreta grandes clásicos de este género con su propia impronta.

EL MAR

Posted on Actualizado enn

la mer

Aunque son las 7 de la mañana, el sol ilumina con fuerza mi habitación invitándome a abandonar mi lecho, para iniciar una nueva aventura cotidiana en el recién estrenado día. Es verano se nota en el ambiente, salgo la calle los niños deambulan alegres liberados de la rutina y los estrictos horarios de las tareas escolares. Me encuentro con caras nuevas de aquellos que vuelven a sus orígenes, aunque sea tan sólo por unos días Los que tuvieron que emigrar hace ya años y emprendieron  viaje hacia una nueva vida lejos, pero que sienten el arraigo de la tierra que los vio nacer, a la que todos los años regresan para rememorar aquellos olores, sabores y sensaciones de la lejana niñez con la esperanza de poder volver algún día.

Los pueblos se engalanan para sus fiestas veraniegas, momentos de reecuentros y recuerdos, los más viejos de lugar siente felicidad por ver sus calles pobladas de gente, de vida y alegría, las cuales permanecerán desiertas el resto del año. Las grandes ciudades cobran un encanto especial durante el verano, a diferencia de nuestros pueblos que multiplican su número de habitantes, las urbes quedan desiertas, sus pobladores huyen en busca del ansiado descanso, del cambio de aires. La ciudad se vuelve más habitable nos invita al tranquilo paseo disfrutando de rincones que el resto del año pasan inadvertidos, los colores del atardecer, las calles sin ruidos de motores, bocinas y sirenas nos muestran los encantos ocultos de la gran ciudad.

Los que vivimos en el interior nos sentimos atraídos por la belleza e  inmensidad del mar. Las principales carreteras que llevan hacia las costas se pueblan de multitud de vehículos, con pasajeros armados de paciencia por la demora debida a los atascos, pero cargados de equipaje e ilusiones. Todos queremos huir de la monotonía, broncear nuestros pálidos cuerpos que será la prueba irrefutable ante los demás de nuestras vacaciones playeras. El mar esa inmensa mole de agua salada, morada de piratas, aventureros, conquistadores. Hermoso y misterioso a la vez, siempre me he preguntado… ¿Que habrá más allá de la línea del horizonte? Me encanta contemplar el mar, sentir sus brisa, su olor a salitre el murmullo de las olas que rompen en la orilla, los destellos de los rayos de sol reflejados en su manto o la luna que proyecta su luz trémula. El mar nos causa admiración, respeto y también fuente de inspiración para las artes.

Hoy me he animado a escribir esta entrada, porque no sé por qué motivo se me había metido en la cabeza la conocida canción, la mer, original del cantante francés, Charlie Trenet convirtiéndose en uno de los temas más versionados de la historia de la música, incluida como banda sonora en diferentes films. “El mar tienen reflejos plateados, reflejos cambiantes bajo la lluvia” dice Trenet en alguna estrofa de la canción con ritmo suave y bucólico que se ha convertido en una composición muy popular que ha perdurado en el tiempo.

 

TODO EL MUNDO ME ESTÁ HABLANDO

Posted on Actualizado enn

 

 

Todo el mundo me está hablando
No oigo una palabra de lo que están diciendo
Sólo los ecos de mi mente
La gente para y mira
No puedo ver sus caras
Sólo las sombras de sus ojos

Me voy donde el sol sigue brillando
A través de la lluvia torrencial
Yendo donde el clima se adapta a mi ropa
Dándole la espalda a los vientos del noreste
Navegando en la brisa de verano
Y saltando sobre el océano como una piedra
Me voy donde el sol sigue brillando
A través de la lluvia torrencial
Yendo donde el clima se adapta a mi ropa
Dándole la espalda a los vientos del noreste
Navegando en la brisa de verano
Y saltando sobre el océano como una piedra

Todo el mundo me está hablando
No oigo una palabra de lo que están diciendo
Sólo los ecos de mi mente
No permitiré que dejes mi amor atrás
No, no permitiré que dejes
No permitiré que dejes mi amor atrás

VERSIÓN DE THE FOUR TOPS