WHY WORRY?

Posted on Actualizado enn

brother

Hoy temprano en esta mañana luminosa aunque algo enturbiada por la ligera calima que no me deja ver con claridad el horizonte. Suenan en mi mente ecos de canciones como si mi cabeza fuera como aquellas antiguas máquinas de discos que existían en los bares, donde podías seleccionar canciones, previo pago de su importe.

En esta ocasión, no se porque motivo se me ha quedado atascada en mi cabeza una gran canción de uno de los grupos míticos del rock, Dire Straits, la canción en cuestión pertenece al álbum, Brothers in Arms, publicado en 1985, unos de los mejores álbumes de la banda con canciones conocidas como; Money for Nothing, So far away o Walk of life, entre otras muchas. Ademas este álbum marcó una época siendo pionero al editarse en formato digital en Compacts Disc y por supuesto en vinilo y cinta de casette.

Siguiendo con mi relato, la canción de la que hablaba no es precisamente de las más famosas del disco, pero no por ello deja de ser un gran tema. Se trata de Why Worry, canción con un hondo lirismo y una musicalidad que infunde una profunda serenidad. Esta pista no podría ser muy comercial en la época debido a su larga duración, más de 5 minutos en el LP y más de 8 en formato digital, por lo que era difícil que sonara en las radios por su extensa duración.

Ya he hablado en otras entradas de esta canción de la que Mark Knopfler tiene una versión junto a The Everly Brothers y el guitarrista Chet Atkins os podéis imaginar el resultado con semejantes guitarristas.

Why Worry es una balada con cierto poso de tristeza en la que el protagonista trata de infundir ánimo a su amada, un canto a la esperanza, una llamada a la serenidad, a la calma, en la que no para de preguntarse ¿Por qué preocuparse?

Os dejo algunos pasajes traducidos de la canción

Tiene que haber risa después del dolor

Tiene que brillar el sol después de la lluvia

Esas cosas siempre han sido así

Así que ¿Por qué preocuparse ahora?

De esta canción existen varias versiones. Una de las más importantes es la que he mencionado; Mark Knopfler, The Everly Brothers y Chet Atkins. Un elenco de grandes músicos.

También he encontrado una versión de Art Garfunkel, publicada en su álbum ‘up till now en 1993

Una bonita versión, dúo formado por Mark Knopfler y Emmylou Harris

Por último una versión en directo de Mark Knopfler en 2009

Sigue avanzando este viernes antesala del fin de semana ¿Por qué preocuparse?…

Anuncios

EL PLACER DE VIAJAR

Posted on Actualizado enn

Claves-para-viajar

No cabe duda que viajar enriquece nuestra mente y amplia nuestros horizontes, viajar supone conocer nuevos territorios, costumbres y gentes muy alejadas, a veces, de nuestro entorno, descubrir otras formas de vida muy diferentes a la nuestra. A menudo necesitamos huir, escaparnos de la monotonía diaria y cambiar, aunque sea por un corto periodo de tiempo, nuestros paisajes de siempre por otros desconocidos. El viaje a veces se convierte en una huida pasajera pero necesaria. Como decía una frase cuyo autor desconozco “No viajamos para escaparnos de la vida, sino para que la vida no se nos escape.

Hoy en día es más fácil viajar, puede estar al alcance de cualquiera, aunque los nuevos tiempos y la globalización hace que muchos lugares vayan perdiendo su identidad y unas ciudades se parezcan mucho a otras a pesar de que las separen miles de kilómetros. Pero, aún así, vivimos en un planeta inmenso en el que nunca llegaremos a conocer lugares paradisíacos o culturas muy distantes a la nuestra, existentes en diferentes rincones del planeta, reductos que aun viajando cada día no llegaríamos nunca a descubrir.

Viajar tiene algo de aventura, cuando lo haces dejas atrás tu zona de confort y te adentras hacia lo desconocido, hacia lo ajeno, exploras lugares y rincones que no te pertenecen. El escritor italiano Cesare Pavese definía el viaje de esta manera:

Viajar es una brutalidad. Te obliga a confiar en extraños y a perder de vista todo lo que te resulta familiar y confortable, tus amigos, tu casa. Estás todo el tiempo en desequilibrio. Nada es tuyo excepto lo más esencial: el aire, las horas de descanso, los sueños, el mar, el cielo; todas aquellas cosas que tienden hacia lo eterno o hacia lo que imaginamos como tal”

Pero viajar no consiste en recorrer miles de kilómetros en busca de paraísos remotos, muchas veces no nos damos cuenta que a poca distancia tenemos lugares y rincones por explorar en los que no habíamos reparado. Lo bonito de viajar es que descubrimos cosas por primera vez, cercanas o lejanas, ya sean ciudades, parajes o gentes, como si fuéramos niños otra vez y volviéramos a sentir esa sensación entre el nerviosismo y el miedo al hacer algo la primera vez. Muchas veces hemos soñado con ese lugar al que tanto deseamos llegar y del que nos hemos hecho nuestra propia imagen en nuestra mente, nos parece conocerlo sin haberlo visitado, solo a través de relatos, de otras gentes, reportajes o de lo que hemos leído sobre el. Una forma barata de viajar es con la propia imaginación a través de libros de viajes en los que el autor relata sus experiencias que se convierten también en las nuestras y nos hacen sentirnos más cerca de aquellos lugares recónditos e inaccesibles.

Viajar se ha convertido en un ejercicio que hacemos al menos una vez al año, cuando las obligaciones laborales nos lo permiten. Contratamos viajes en que nos ofertan circuitos turísticos que solemos visitar todos los que a ese lugar viajamos. Pero quizás la esencia del auténtico viajero está en aquellos lugares alejados de estos circuitos que te permitan entrar en contacto directo con la cultura y costumbres de ese lugar y poder contar con el mejor de los guiás que es el propio habitante de ese territorio. De esta manera seguramente descubriremos la autentica identidad del lugar que visitamos.

En definitiva viajar es una actividad muy saludable en la que llenaremos nuestra mochila de nuevas experiencias, lugares para el recuerdo, otras culturas y gentes que abrirán nuestra mente y que nos servirán como experiencia vital. Y si hay algo tan importante como el viaje es el regreso, el retorno a tu lugar, al que de alguna manera añoras desde el primer día que partes.

En el mundo la música ha habido y habrá grandes canciones relacionadas con el espíritu viajero

Pon el motor en marcha, metete en la autopista buscando aventuras

Steppenwolf Born to be will

 

 

Ariel Rot Me voy de viaje

 

 

A veces somos; turistas en nuestro país o extraños en nuestra ciudad, como decían Los Secretos en buscando.

 

 

The Byrds Wasn’ born to follow

 

 

Tom Petty and The Heartbreakers Runnin down a dream

 

PACO MARTÍN, EL SERRAT EXTREMEÑO

Posted on Actualizado enn

paco2

Hoy queremos rendir homenaje a un cantautor, aunque desconocido para muchos, tuvo cierta relevancia allá por la década de los 70. Se trata del extremeño Paco Martín, conocido por el parecido de su voz con Joan Manuel Serrat. Es muy posible que si escucháis algunas de sus canciones no diferenciéis si el que canta es Serrat o el propio Paco Martín.

Paco Martín nació en la ciudad de Cáceres en 1949. Comenzó a interesarse por la música en su etapa de estudiante, donde formo varias agrupaciones musicales, como curiosidad podemos decir que en una de ellas uno de sus miembros era el conocido director cinematográfico Pedro Almodovar, que estudiaba en Cáceres por aquel entonces.

Pero realmente cuando comienza sus primeros pasos de manera formal en la música será cuando se traslada a Madrid para estudiar. Allí descubre la música de Serrat y comienza a componer sus primeras canciones, dando pequeños conciertos de forma amateur en Colegios mayores y residencias universitarias.

A través de un concurso televisivo llamado “La gran oportunidad” se daría a conocer, un programa de talentos dirigido por Miguel de los Santos. A partir de este momento varias discográficas se interesaron por el. Primero ficharía por Hispavox donde grabó dos sencillos para después cambiar a otra discográfica, Zafiro. Comenzará a hacerse popular al aparecer en diferentes programas televisivos como Directísimo. Graba su segundo LP titulado “Volar” que le permitió hacer multitud de galas e incluso una gira por latinoamérica.

Después de esta intensa actividad lanza su tercer LP, el cual no tiene el éxito esperado, por lo que el cantante regresa a su ciudad natal, para intentar seguir desde allí su carrera aunque sin demasiada fortuna. En la década de los 90 decide retirarse definitivamente de los escenarios dedicándose a otros campos dentro de la música.

Paco Martín obtuvo sus mayores éxitos a mediados de los 70 especialmente con su LP Añoranzas producido por Juan Carlos Calderón. Está claro que este cantautor cacereño compuso grandes temas como; Condesa de cristal, Nena o En casa, entre otras muchas, pero desafortunadamente se le conoció más por su increible parecido a Joan Manuel Serrat que por su calidad como cantautor, que por cierto era bastante.

Desde El Gramófono vaya nuestro reconocimiento para nuestro paisano Paco Martín, gran cantante. Observen ustedes mismos su gran parecido con Serrat.

PACO MARTÍN, CONDESA DE CRISTAL

PAISAJES DE INVIERNO

Posted on Actualizado enn

niebla

Es una mañana fría pero soleada de este interminable invierno. La luz, escasa en estos días, invita a salir para poder alimentar y recargar nuestra alicaído ánimo en este tiempo de escarcha y oscuridad.

La luz, aunque pálida desborda la naturaleza, a lo lejos la bruma permanece agazapada entre valles y montañas creando escenas de misterio y belleza. Huele a leña, las chimeneas expelen humo que dibuja formas al ser arrastrado por un ligero y gélido viento.

Me detengo y contemplo en lontananza las azuladas montañas cubiertas por un manto blanco que refulge iluminado por los rayos del sol. Sigo caminando como avanza este invierno hasta culminar en la explosión de luz y color de la aún lejana primavera, en la que como decía Becquer; “Volverán las tupidas madreselvas de tu jardín las tapias a escalar, y otra vez a la tarde aún mas hermosas sus flores se abrirán”

Camino por la hierba brillante, que empapa mis zapatos, por el efecto de la luz del sol que refleja las gotas del rocio de la mañana. En las zonas sombrías permanece aún la helada esperando que los rayos de luz vayan ganando terreno a la fría sombra para romper la escarcha, como cuando la tristeza inunda nuestros corazones y esperamos impacientes un rayo de esperanza que derrita nuestro quebranto.

Pienso que aunque el invierno es oscuro y frio, también este nos deja ver a veces bonitos paisajes y sensaciones que evocan nuestra memoria, como el chasquido de los leños al fuego, su olor, el calor del hogar, paisajes de nieve y hielo, el viento frio que acaricia y corta cual alfileres nuestra cara, las largas noches en la calidez de nuestra casa. Sigo caminando en esta apacible y fría mañana  invernal de un tranquilo domingo, aprovechando la generosidad que nos ha ofrecido el caprichoso sol de invierno en el que la música sigue formando parte de mi paisaje en toda estación. Os dejo algunos temas relacionados con esta estación para ilustrar esta entrada.

Winter wind de Munford an sons. Vientos invernales. “Mientras los vientos invernales inundan Londres de corazones solitarios, la calidez de tus ojos me arrastró hasta tus brazos”

Rolling Stone, Winter. Seguro que ha sido un duro, duro invierno mis pies se han arrastado por el suelo. Espero que sea un largo y caluroso verano

A Winters tale The Queen. Bonita canción. Tan silencioso y plácido, tranquilo y dichoso, hay una especie de magia en el aire.

ADIOS AL 2018

Posted on Actualizado enn

campanadas-e1545836444182

Otro año termina, uno más que sumamos a nuestra historia personal. Para muchos habrán quedado grabadas en sus mentes determinadas fechas de este 2018 próximo a su fecha de caducidad, fechas marcadas por acontecimientos importantes, que quedarán señalados por siempre en nuestro calendario con estos cuatro números, de un tiempo que no volverá. Acontecimientos que serán para algunos felices, alegres, ilusionantes y para otros marcado por ausencias insustituibles, malas noticias, fracasos o amores perdidos.

Es el momento de hacer balance, como si de una empresa se tratase y es que la vida es una empresa difícil de gestionar, en muchas ocasiones, pero en nuestras manos está, en gran parte, el buen gobierno de la misma. Cuando miramos atrás vamos sumando celebraciones de las llamadas nochevieja, en las que cada vez quedan más lejos la algarabía, los confetis, serpentinas y el sonido de los hielo al caer en las copas. Hoy lo sustituimos por el sosiego que nos da nuestra experiencia y claro está, por la menor vitalidad que nos infieren los años que vamos sumando. Por lo que preferimos pasar este tránsito con la mayor tranquilidad rodeados de buenos amigos y familiares en un ambiente tranquilo o en otros casos alrededor del televisor como protagonista, con esos tediosos programas de fin de año.

Acaba el año, en los pocos días que quedan veremos resúmenes de los acontecimientos más importantes ocurridos en el transcurso del mismo, al igual que apuntaba antes con nuestra historia personal, a nivel global también existen hechos alegres y otros terribles, muchos de ellos nos ponen los pelos de punta y nos hacen ver el lado más oscuro y vil del ser humano. Pero hemos de ser optimistas y admirar la belleza que nos muestra la vida, las cosas más sencillas que tenemos a nuestro alrededor y en las que no nos fijamos porque estamos demasiado ocupados en asuntos muchas veces triviales. La música, la poesía, las maravillosas estampas que nos ofrece a diario la naturaleza, el sonido del silencio, la inagotable esperanza, los arrebatos intensos y fugaces de felicidad, las vivencias de nuestros propios recuerdos, el amor fraternal, filial o hacía la pareja o esa mezcla de realidad y fantasía que son los sueños y que nos invitan a seguir hacia delante.

Lo que está claro es que un año más estamos haciendo balance del año, quiere decir que estamos vivos, y debemos seguir luchando por nuestros sueños, nuestras metas e ilusiones y no desistir ante la adversidad. Desde El Gramófono queremos desear a todos nuestros lectores un feliz y prospero año nuevo y para terminar quiero traer un poema de Gustavo Adolfo Becquer, aún cuando todo se ponga en contra siempre habrá poesía y esperanza.

No digáis que, agotado su tesoro, 
de asuntos falta, enmudeció la lira; 
podrá no haber poetas; pero siempre 
habrá poesía. 

Mientras las ondas de la luz al beso 
palpiten encendidas, 
mientras el sol las desgarradas nubes 
de fuego y oro vista, 
mientras el aire en su regazo lleve 
perfumes y armonías, 
mientras haya en el mundo primavera, 
¡habrá poesía! 

Mientras la ciencia a descubrir no alcance 
las fuentes de la vida, 
y en el mar o en el cielo haya un abismo 
que al cálculo resista, 
mientras la humanidad siempre avanzando 
no sepa a dó camina, 
mientras haya un misterio para el hombre, 
¡habrá poesía! 

Mientras se sienta que se ríe el alma, 
sin que los labios rían; 
mientras se llore, sin que el llanto acuda 
a nublar la pupila; 
mientras el corazón y la cabeza 
batallando prosigan, 
mientras haya esperanzas y recuerdos, 
¡habrá poesía! 

Mientras haya unos ojos que reflejen 
los ojos que los miran, 
mientras responda el labio suspirando 
al labio que suspira, 
mientras sentirse puedan en un beso 
dos almas confundidas, 
mientras exista una mujer hermosa, 
¡habrá poesía!

 

 

Y para finalizar el año, un poco de música. He elegido un gran tema en el que su autor, el gran Pau Donés, nos dice en una de las estrofas de la canción, que la vida es un sueño. Feliz año a todos!!

 

 

CAMINANDO POR LA CIUDAD

Posted on Actualizado enn

fotonoticia_20171124070048_640 (2).jpg

De nuevo camino por la ciudad, en estas fechas de luces, brotes solidarios, mesas llenas, reencuentros, ilusiones y tristezas. Recupero un post de hace algunos años pero que aún sigue vigente hoy paseando por cualquiera de las calles de cualquier ciudad.

 

 

CAMIMANDO POR LA CIUDAD

 

 

BUSCANDO CANCIONES

Posted on Actualizado enn

playlits

En esta tarde gris estoy elaborando una de mis playlist o lista de reproducción en castellano, que me sumerge en un estado de nostalgia, de recuerdos que tratan de arroparme para quitarme el frio y la humedad de este tedioso otoño, en el que como decía Neruda “hasta de mi alma caen hojas”.

Quiero desconectar del exterior, de los bombardeos publicitarios, de la hipocresía de la sociedad, de lo absurdo de las modas, de la desvergüenza de algunos políticos. La sociedad nos impone unas pautas, que debemos seguir en nuestra forma de hablar, de actuar, de vestir e incluso, en algo que me niego rotundamente, en nuestros gustos, incluidos los musicales. Quieren hacer de nosotros unos autómatas, nos quieren influenciar en nuestras opiniones con tertulianos agresivos de un bando u otro, que nos quieren llevar a enfrentamientos absurdos territoriales o ideológicos propios de tiempos convulsos del medievo.

Cada día queda menos tiempos para las artes, estamos perdiendo toda sensibilidad que es sustituida por un mundo cada vez más pragmático y a la vez simple.

El viento de otoño silba suavemente en mi ventana mientras la música, que suena, me devuelve al sosiego y la placidez de mi alma, haciendo que se disipen mis oscuros pensamientos. Creo que, de vez en cuando, es muy necesario desconectar de esta ruleta que no para de girar y buscar la belleza subjetiva fuera de los dictados e imposiciones, aún cuando parezcamos bichos raros por alejarnos de estas normas impuestas. Busca la canción que te guste, aún cuando no este de moda, esa que te llega, que despierta tus emociones, Prescinde durante unos minutos de ese espectáculo a veces bochornoso, en el que se ha convertido la televisión y lee un buen libro acompañado de tu música.

Aún cuando la tarde sigue cargada de nubes y la noche va ganando terreno. Una luz se ilumina a mi alrededor por unos momentos parece que la nostalgia se aleja de mi, el otoño se convierte en una primavera anticipada una suave melodía con una extraordinaria voz suena en mi lista de reproducción, es Keb’ Mo’ con la canción city boy, en la que habla de un chico que quiere huir fuera de la ciudad, buscando un hogar donde su alma pueda correr libre, una gran tema este extraordinario cantante californiano.

Quizás en estos tiempos difíciles la música sea nuestra mejor aliada, una expresión artística de libre interpretación. Aunque los mercados quieran imponernos la música que debemos escuchar, hoy tenemos a nuestro alcance toda la historia de la música para nuestra libre elección, desde los clásicos hasta los músicos más actuales, porque lo antiguo en la música no es sinónimo de arcaico, desfasado o rancio sino todo lo contrario. Quiero incluir en esta lista una canción publicada como sencillo hace casi 50 años en julio de 1969 de uno de los artistas consagrados del género soul. Sam Cooke con un tema que va muy bien a esta entrada “Good time” podrían ser la una, podrían ser las tres la hora no significa mucho para mi, así que vamos cariño dejemos que los buenos tiempos sigan rodando.

Bonito mensaje de esperanza, para una gran canción, que sería todo un éxito

La noche trae la oscuridad que desafían las tenues farolas que iluminan mi calle, la soledad y el silencio se van apoderando de la ciudad en las largas noches otoñales. Mi estado nostálgico ha cambiado con la elaboración de esta playlist que me está regalando sonidos y silencios magistralmente entremezclados en forma de canciones, alejándome por unos momentos de la realidad y de los convencionalismos de esta previsible y a veces hipócrita sociedad para sumergirme en un mundo más sutil y sensible donde imperan los sentimientos, donde existen los sueños, donde puedo dejar volar mi imaginación a lugares o recuerdos que me pertenecen, Momentos mágicos que la música nos pueden ofrecer. Precisamente incorporo a mi lista, como no podía ser menos, a Van Morrison con la canción Magic Time “Tiene que volver un tiempo para ese momento mágico”

Por hoy dejo, aunque inconclusa esta lista de reproducción que utilizaré para bajarme durante unos instantes de este mundo y sumergirme en la paz y el sosiego que me pueden ofrecer mis canciones favoritas. Tan sólo os recomiendo que hagáis este ejercicio de vez en cuando y abandonéis por unos instantes la realidad que nos aplasta diariamente y busqueis la belleza en la música. Por último incorporo a esta lista al cantante Patrick Park con la canción Live is a song la misma comienza así; dicen que la vida es un sueño…